Ayer murió Hubert Auriol, el primer piloto que consiguió ganar el Dakar en motos y coches.

Uno de los más grandes mitos del Dakar, Hubert Auriol, murió ayer domingo a los 68 años de edad.

Hubert Auriol es una gran leyenda de la prueba africana, ya que fue el primer piloto en ganar tanto en motos como en coches, y aparte también llegó a ser el Director de la prueba.

Auriol apodado “El Africano” por haber nacido en Etiopía y por su gran capacidad intuitiva como navegante, logró la victoria en el París-Dakar en 1981 y 1983 pilotando la impresionante BMW bicilíndrica, una motocicleta pesada, pero que contaba con la superioridad en velocidad máxima que ofrecía su motor bicilíndrico frente a la mayoría de oponentes que utilizaban motocicletas monocilíndricas.

En 1985 pasaría a formar parte del potente equipo Cagiva con motor Ducati, logrando buenas clasificaciones. En 1987 parecía que iba a ser el año en el que conseguiría su tercer Dakar a lomos de la potente Cagiva Lucky Strike, pero cuando iba líder de la general con 12′ de ventaja sobre Neveu, tuvo un fatal accidente en el que se rompió los dos tobillos (uno con  fractura abierta), pero Auriol demostró que su afán de victoria era superior al dolor que sentía, y ayudado por otro participante volvió a subirse a la moto y llegar a final de etapa, conservando todavía una ventaja de 2′ sobre Neveu.

Ciryl Neveu llegó primero a meta y no paraba de mirar a ver si podía ver la moto de Auriol, al final llegó, pero nada más parar el motor empezó a gritar de dolor, ya que el sufrimiento era totalmente insoportable.

En ese momento Auriol forjó una leyenda imborrable para todos los amantes del Dakar. Decidió dejar las motos y pasarse a los coches, ganando el Dakar en coches en 1992 (el primer piloto en conseguirlo).

De1994 a 2005 fue el Director de la prueba, ayudando a todos los participantes y volviendo a encumbrar el Dakar como en la época de Sabine.

Amante del auténtico espíritu del Dakar, Auriol promovió la creación en 2008 del Africa Race, una carrera paralela al Dakar celebrado en sudamérica y que retomaba la verdadera aventura que significaba el viejo Paris-Dakar.

Hubert Auriol se ha reunido con viejos amigos como Sabine, Lalay, Pierre Marie Poli, Sainct, Meoni, Gonçalves y tantos otros que han hecho grande la aventura más dura en el mundo del motor.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies