Después de su histórico triunfo en Brno, Binder fue de menos a más en Austria para acabar 4º en carrera y ser 4º en la general.

Brad Binder, que había ganado su primera carrera en Brno una semana antes, no tenía grandes esperanzas en el GP myWorld Motorrad de Austria, un evento muy especial para KTM al competir en el circuito de casa.

Tras un fin de semana discreto, el sudafricano se veía obligado a partir 17º y rodaba 11º cuando fue testigo del terrible “crash” entre Franco Morbidelli y Johann Zarco.

“Tengo que decir que fue bastante aterrador“, aseguró el piloto de Potchefstroom. “Ocurrió justo delante de mí. No sé exactamente lo que pasó entre Franco y Johann, pero de repente vi sus motos volando. No traté de entenderlo, frené lo más fuerte que pude para evitarlos. Vi las motos dirigiéndose directamente a la curva donde estaban Maverick y Valentino. Creo que son los hombres más afortunados del mundo este domingo…”, relató sobre el incidente.

Tras el caos que reinó por momentos en el Red Bull Ring, el piloto del Red Bull KTM Factory Racing partió 9º en la segunda salida, y luego tuvo un duelo con Valentino Rossi, del que pudo salir victorioso, al tiempo que Alex Rins (Team Suzuki Ecstar), Miguel Oliveira (Red Bull KTM Tech3) y Pol Espargaró(Red Bull KTM Factory Racing) iban protagonizando diversas caídas. Ante dicho escenario, Binder se encontró con un cuarto puesto al final de la carrera, resultado que acogió con gran satisfacción.

“Si alguien me hubiera dicho que terminaría 4º el domingo no lo habría creído. Fue una carrera muy difícil, totalmente loca. Pasaron muchas cosas y en el segundo inicio, la jerarquía fue una vez más totalmente volteada. Es genial estar en el Top 5, sabiendo que nuestras expectativas eran casi nulas. Francamente, aprendí mucho en la carrera, fui capaz de seguir a varios pilotos más rápidos que yo y sé lo que podemos mejorarpara el próximo fin de semana: salir de las curvas o mantener una buena velocidad, ¡sin que la moto se levante demasiado! Si podemos resolver eso, seré mucho más competitivo“, aventuró, antes de incidir en la necesidad de ganar experiencia: “Es mucho una cuestión de pilotaje y todavía no tengo el control de todo“.

El objetivo, por tanto, es hacerlo aún mejor el próximo fin de semana en el mismo trazado austríaco, donde KTM y Ducati volverán a partir con favoritismo respecto al resto. Mientras tanto, Binder ya es en el campeonato, a tan solo 26 puntos del líder, Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT).

En el espacio de una semana, el “33” ha recuperado 14 posiciones para soñar a lo grande. ¿Son argumentos suficientes para convertirlo en un serio candidato al título? ¡Es la pregunta del millón! El próximo domingo, el rookie sudafricano buscará un nuevo golpe.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies