Lambretta V-SPECIAL 125
POTENCIA8.5
ERGONOMIA9
ACABADOS9.2
SUSPENSIONES8.9
MOTOR8.7
FRENOS9
8.9Nota Final

La nueva Lambretta V-Special 125 ha nacido para dar color y personalidad a nuestras ciudades.

La icónica Lambretta ha renacido gracias a KSR Group, con una gama que abarca desde los 50 cc, pasando por los 125 cc, hasta llegar a los 200 cc, todas ellas con multitud de versiones para personalizarlas a nuestro gusto y con motorizaciones de 4 tiempos.

Diseño y estética

En este reportaje os presentamos la Lambretta V-Special 125, un modelo que hace revivir plenamente a una marca que en su época fue el gran oponente de Vespa, y que viene totalmente actualizada a nivel técnico, pero conservando al mismo tiempo la esencia que la hizo famosa.

Potencia 10 CV a 8.500 rpm.

Estéticamente hablando la Lambretta V-Special 125 sigue conservando las líneas clásicas de la marca, con el prolongado guardabarros delantero y las estilizadas tapas laterales, ningún detalle se ha dejado al margen y se ha seguido manteniendo la clásica plataforma para los pies con las líneas de goma que ofrecen ese auténtico carácter “vintage”, así como la forma del faro delantero y trasero muy parecida a la original.

Pero todo eso no significa que la Lambretta esté dotada al mismo tiempo de las última novedades tecnológicas, como por ejemplo el alumbrado 100% LED.

Como buena Lambretta dispone de guantera delantera, en este caso incorporando cargador USB, con apertura desde el clausor, al igual que el asiento trasero que dispone de una capacidad para un casco de estilo jet.

Su asiento le otorga una imagen deportiva, con un tapizado de buena calidad ribeteado en rojo.

Mención especial para el cuadro de instrumentos de bellísima factura, que conjuga un velocímetro analógico en la parte superior y debajo de él una pantalla de cristal líquido con tacómetro, totalizador y trip, reloj horario, estado de la batería y nivel de combustible, el cambio de los distintos parámetros se realiza desde un botón situado en la piña derecha.

Aparte disponemos de los clásicos chivatos luminosos de intermitentes, luz larga, inyección, reserva de combustible y aceite, esté último muy importante, y que prácticamente no lleva ningún scooter de 125 cc.

Otros buenos detalles de la Lambretta a tener en cuenta son el caballete central y lateral, y también sus intermitentes que a parte del chivato lumínico correspondiente, cuentan con un pitido intermitente para que no nos los dejemos puestos.

Accesorios

Como hemos comentado anteriormente puedes personalizarla a tu gusto con una amplia gama de colores disponible, al igual que con multitud de accesorios opcionales como:

  • Pantalla alta (74,90 euros)/Pantalla baja (67,40 euros)
  • Portaquipajes delantero pleglable (negro mate 119,90 euros/cromo 124,90 euros)
  • Portaequipajes trasero plegable (negro mate 114,90 euros/cromo 124,90 euros)
  • Pequeño portaequipajes trasero (negro mate 94,90 euros/cromo 99,90 euros)
  • Protectores laterales (negro mate 119,90 euros/cromo 129,90 euros)

Disponemos de tres versiones, la Fix Fender con guardabarros delantero fijo y rígido, la Flex Fender disponible en guardabarros fijo o flexible y por último la versión Carbon+ con multitud de partes de su carrocería realizadas en fibra de carbono como:

  • Paneles laterales de carbono: 403,33 euros
  • Guardabarro delantero de carbono: 206,84 euros
  • Cubremanillar de carbono entero: 475,72 euros
  • Panel frontal de carbono: 134,45 euros
  • Cubierta ventilador de carbono: 124,10 euros

La Lambretta V-Special 125 de pruebas que nos prestaron como podeis observar en las fotografías llevaba accesorios opcionales de carbono.

La marca también ha creado un edición especial de cascos jet para vestir a los más puristas.

Conducción

Contundente frenada la que nos ofrece esta Lambretta 125, gracias a su disco delantero de 226 mm y al disco trasero de 220 mm dotado con frenada integral (CBS).

Otro de sus puntos destacables es la adopción de llantas de 12”, que ofrecen más seguridad y agilidad que las llantas de 10” que montaba el modelo clásico.

El propulsor es un moderno 4 tiempos, refrigerado por aire forzado y alimentado por inyección electrónica que ofrece una dosificable potencia de 10 CV a 8.500 rpm.

Es un motor que dispone de pocas vibraciones y que ofrece unas buenas prestaciones, con una velocidad máxima de 95 km/h.

Interesante también es un bajo consumo de 2,8 l/100 km que con un depósito de 6 litros permite una autonomía superior a los 200 km.

La Lambretta V-Special 125 se desenvuelve con total soltura, consiguiendo una buena aceleración en las arrancadas.

La comodidad en la conducción se hace patente gracias a una postura natural de nuestro cuerpo y a sus buenas dimensiones generales que la hacen perfecta para cualquier talla de usuario.

Un buen radio de giro y un peso contenido nos permiten desenvolvernos prestos por la City, frenos y suspensiones se comportan de maravilla en todo momento.

Su motor nos ofrece un buen comportamiento en todo su rango de revoluciones y nos permite ir por rondas y autovías con buena soltura.

La Lambretta V-Special 125 es una auténtica ciudadana dispuesta a realizar todos tus desplazamientos diarios con soltura, agilidad, elegancia y con un diseño que te enamorará.

FICHA TÉCNICA
Motor: monocilíndrico, 4 tiempos
Alimentación: inyección
Refrigeración: aire forzado
Potencia: 10 CV a 8.500 rpm.
Velocidad máxima: 95 km/h
Freno delantero: disco de 226 mm
Freno trasero: disco de 220 mm (CBS)
Neumático delantero: 110/70-12”
Neumático trasero: 120/70-12”
Precio: desde 3.399 euros

Lambretta V-SPECIAL 125
Lambretta V-SPECIAL 125
Lambretta V-SPECIAL 125

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies