Motul RBF 700 dispone del punto de ebullición más alto del mercado con especificación DOT 4 que permite un rendimiento superior en comparación con los productos convencionales.

Motul, marca especialista en la formulación de lubricantes para la automoción y la industria, incorpora en su cartera de productos el nuevo líquido de frenos RBF 700. Con este lanzamiento, la compañía amplía y perfecciona su gama de líquido de frenos dedicados a la competición, donde los sistemas de frenado deben funcionar con precisión soportando temperaturas muy altas.
 
Motul RBF 700 cumple con la norma DOT 4, lo que lo hace compatible y recomendable para vehículos de alto rendimiento de uso cotidiano. Asimismo, ofrece un rendimiento superior en comparación con los productos convencionales gracias a su punto de ebullición más alto del mercado “en seco” de 336ºC. A la vez también se ha mejorado el punto de ebullición “en húmedo”: 205ºC, hecho que permite mantener el máximo rendimiento en condiciones de humedad. La extrema resistencia a elevadas temperaturas del fluido reduce la necesidad de ventilación de los componentes del circuito de frenos, lo que permite una potencial mejora de los coeficientes de penetración aerodinámica.
 
Gracias a su exclusiva formulación, mejora la potencia y la uniformidad de frenado en las condiciones de temperatura más adversas ya sea en carreras de coches, motos u otros deportes de motor.
 
Este producto también dispone de una viscosidad a baja temperatura y una buena resistencia a la corrosión, ofreciendo una excelente lubricidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies