Kawasaki está desarrollando tecnología híbrida para futuras motocicletas.

El Director General de la División de Marketing y Ventas de Kawasaki en Akashi, Japón, Masanori Inoue, habló de la empatía de la compañía por todos los afectados por la pandemia, prometiendo que este revés temporal, aunque significativo, no detendrá una ambiciosa visión corporativa de futuro y nuevos conceptos actualmente en desarrollo.

De cara a una nueva etapa y tras el debut de un vehículo eléctrico de dos ruedas en EICMA 2019, se están trabajando en las posibilidades de la tecnología híbrida, explicó el Sr. Inoue. Con una considerable experiencia en baterías dentro del grupo Kawasaki, gracias a productos como la investigación de baterías escalables de níquel e hidruro metálico Gigacell que se está llevando a cabo para tranvías y otros vehículos de transporte público en Japón, una aplicación exitosa de Gigacell en forma de tranvía totalmente eléctrico ya está en uso en las calles de Sapporo. Aunque la eventual fuente de energía eléctrica para un híbrido sigue siendo objeto de debate, la capacidad de resolución de problemas internos de una empresa tan diversa como KHI es inmensa.

Aliada a este potencial de energía eléctrica, la fábrica de Akashi ha combinado ahora la tecnología de motores de gasolina con el potencial de la energía de emisión cero para crear un concepto híbrido de dos ruedas. Dirigido a trayectos de corta y media distancia, el concepto de hibridación contempla la realización de los trayectos a las afueras de la ciudad, en especial en vías rápidas, con el motor de gasolina y luego continúen su trayecto urbano cambiando a la energía eléctrica. Al abordar los problemas actuales de los vehículos eléctricos y la tendencia de muchas ciudades de todo el mundo a declarar credenciales de emisión cero, el nuevo vehículo híbrido de dos ruedas se encuentra todavía en una fase temprana, pero ilustra bien la diversidad de las investigaciones de Kawasaki sobre los sistemas de propulsión en vehículos emergentes.

Desde el punto de vista del control -y llevando la ya conocida filosofía Rideology al siguiente nivel- Kawasaki también anunció grandes pasos en su plan de explorar la Inteligencia Artificial en términos de interactividad entre el piloto y la máquina. Ya en fase de prueba en Japón entre un selecto grupo de fans de Kawasaki, el concepto de IA está aprovechando una interfaz activada por voz en el casco, con la motocicleta que permite al piloto utilizar comandos de voz para comprobar cosas como el estado del vehículo en términos de carga de combustible y autonomía, así como elementos más generales pero útiles, como la situación meteorológica del destino y la densidad de tráfico prevista a lo largo de la ruta planificada. Aunque todavía queda un largo camino por recorrer, Kawasaki desea destacar que el futuro no consiste simplemente en desarrollar los estilos y tecnologías actuales de las motocicletas, sino también en adaptar o crear nuevas tecnologías para que la experiencia de conducción sea aún más gratificante.

Como contrapunto a las ideas de dos ruedas,Kawasaki  también ha mostrado un vehículo utilitario autónomo de cuatro ruedas capaz de “conducirse a sí mismo”. Con muchas aplicaciones comerciales potenciales en términos de uso por parte de los servicios de emergencia y en entornos extremos, el MULE autónomo demostró que el departamento de I+D está viendo el potencial de la tecnología futura dentro de la diversa gama de productos que ofrece Kawasaki, tanto ahora como en el futuro, y está centrado al 100% en seguir proporcionando la mejor y más segura experiencia de conducción.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies