Por qué es importante tener en cuenta la altura del asiento de la moto.

Si lees habitualmente pruebas o información de motos y scooter, es bastante normal que se hable de la altura del asiento. Medido normalmente en centímetros o milímetros, es un factor importante a la hora de elegir un tipo de moto u otro o decantarse por un modelo u otro. Algunos pensarán que unos pocos milímetros no tienen por qué ser tan decisivos, pero una vez que te montas en la moto o el scooter, sí que suelen hacerte sentir más o menos cómodo.

Antes de nada, hay que aclarar qué es la altura del asiento. Se mide desde el suelo hasta el punto más bajo del asiento mientras la moto está apoyada sobre sus dos ruedas en su posición recta (sin inclinación). Una vez conocido el dato declarado, es normal que varíe en marcha real debido a diferentes condiciones: peso del conductor y pasajero, suspensiones y su reglaje de precarga. De hecho, en relación a esto último, puedes ‘ablandar’ esta precarga para que la moto se rebaje un poco más al cargar con el piloto, aunque, lógicamente, cambia su comportamiento y conviene tenerlo en cuenta.

Ahora bien, ¿cuál es la altura recomendable para mi moto? No hay una respuesta única y directa porque depende del tipo de moto elegido y los objetivos que se buscan con ella. Normalmente, cada tipo de moto suele tender a tener una altura diferente. Te contamos cuáles son las características básicas de cada una en relación a la altura del asiento:

  • Motos custom: Estos siempre espectaculares modelos suelen montar motores de mayor o menor tamaño pero con una disposición y una posición adelantada que permite rebajar mucho el asiento, por lo que suelen ser las motos con los asientos más bajos. Esto ayuda a que el centro de gravedad quede muy cerca del suelo, lo que permite un mayor control del peso y facilita el acceso a la moto.
  • Motos deportivas y superdeportivas: Debido a su naturaleza, los asientos suelen tener muy poco mullido y las suspensiones duras. Esto hace que el recorrido del asiento sea muy reducido, aunque su acceso suele ser fácil teniendo en cuenta que están a la altura media de cualquier piloto.
  • Motos naked: Igual que las anteriores, suelen estar en un rango bastante accesible. En este caso, suelen ser asientos más cómodos y anchos y las suspensiones no son tan deportivas y suelen tener mayor recorrido.
  • Motos turismo y sport-touring: No son mucho más elevadas que las anteriores, pero sus asientos sí son más anchos para mejorar su comodidad, por lo que es ahí donde puede ser más difícil su manejo. De ahí que se busquen asientos no muy altos, para poder manejar todo el peso en parado con mayor facilidad.
  • Motos trail y maxi-trail: Suelen tener una vertiente off-road muy marcada, por lo que las ruedas suelen tener mayor tamaño y la distancia libre al suelo tiene que ser mayor para no rozar con el suelo. Los usuarios con baja estatura pueden tener problemas en estas motos debido a la elevada altura del asiento y el peso que se debe manejar en parado.
  • Motos de enduro, motocross y supermotard: El off-road exige unas características que hacen que las motos de campo más puras sean las que tienen los asientos más altos. A los neumáticos de gran diámetro, las suspensiones de gran recorrido y la elevada altura libre al suelo hay que sumar la altura alcanzada por el piloto, que suele ir de pie. Sin duda, una práctica maravillosa, pero a la que hay que acostumbrarse, tanto si eres alto como sobre todo si tu estatura no es muy generosa.
  • Scooter y maxiscooter: Se trata de un caso particular. Suelen tener una altura del asiento bastante accesible, pero según aumentan su cilindrada, suelen aumentar también su anchura y es ahí donde pueden surgir las complicaciones para algunos conductores.

Cuando revisas las fichas técnicas de las motos y los scooter, a veces pueden asustarte cifras demasiado altas, pero debes ir más allá de un número, ya que, como hemos dicho anteriormente, hay otros factores que debes tener en cuenta. Sobre todo, te recomendamos acudir a un concesionario y subirte. Sin necesidad de rodar, ya tendrás una gran aproximación a cómo te puedes sentir en marcha y en parado.

Si aun así, la altura del asiento es demasiado elevada para ti, pero es tu modelo de moto favorito y no lo quieres dejar escapar, existen algunas opciones para remediarlo:

  • Asiento más bajo: Algunas marcas ofrecen opciones de asientos más bajos para facilitar el acceso a la moto o los pies al suelo. ¡Los centímetros cuentan! También existen opciones de asientos más altos para los que tengan el problema contrario o quieran tener una posición más dominante.
  • Modelos especiales: Existen versiones específicas pensadas para reducir la altura del asiento, no sólo con un asiento adaptado sino con las suspensiones de menor recorrido, como por ejemplo la Triumph Tiger 900 GT Low / 1200 XRx Low.
  • Botas con suela especial: Típico en algunas botas de enduro y motocross, cuentan con una suela más gruesa, lo que ayuda a alcanzar mejor las estriberas y el suelo.
  • …¿Rebajar la suspensión?: Muchos pensarán por qué no ponemos esta opción en primer lugar si parece lo más fácil. A decir verdad, no es lo más recomendable. La configuración de la moto está diseñada según y en combinación a unas suspensiones y unos ajustes concretos. Variar este componente hace que la moto no sea todo lo eficaz que se le esperaba. Variando esto, estamos modificando la geometría, la altura libre al suelo y las características originales de las suspensiones, por lo que no disfrutaremos de las características con las que ha sido concebida la moto en su origen y, por tanto, tendrá un rendimiento peor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies