BMW

BMW C650 GT “Especial Edición” Vs BMW C600 Sport “Especial Edición”

La marca alemana ha preparado una “Edición Especial” de su scooter tanto en la versión GT como en la Sport, para darles ese toque de exclusividad tan característico de BMW.

La apuesta de BMW por su scooter fue realmente arriesgada porqué era iniciarse en un segmento dónde la marca no tenía ningún representante y por ello tenía que empezar desde cero.
Para no entrar en unos gastos de desarrollo enormes encargó la fabricación del motor a Kymco, todo siempre supervisado por los ingenieros de BMW Motorrad.
Este motor es la base de dos modelos bastante diferenciados, de una parte el C650 GT y de otra el C600 Sport, aparte para este año 2014 BMW ha decidido sacar al mercado la versión denominada “Edición Especial” de estos dos modelos.

Diferencias BMW C600 Sport Vs BMW C650 GT

Vamos primero a enumerar las diferencias de esta “Edición Especial” con referencia al modelo que podríamos denominar cómo “standard”.
Por lo que hace referencia a la C600 Sport la versión “Especial Edición” dispone de los gráficos con los clásicos colores deportivos de BMW (blanco alpino, azul lupino y rojo racing), aparte viene de serie con un impresionante escape Akrapovic y el asiento también es más deportivo que en la versión “standard” con el cosido del asiento realizado en hilo azul para acentuar todavía más la deportividad del mismo.
Destaca también el amortiguador trasero que viene en rojo, lo que redunda todavía más en mejorar su aspecto racing.
En cuanto a la BMW C650 GT “Edición Especial”, incluye de serie el paquete de equipamiento “full”, con la luz diurna de Led, intermitentes de Led, asientos y puños calefactables y control de presión de los neumáticos.
Además incluye de serie también la parrilla portaequipajes, el “topcase” y el acolchado para la espalda del acompañante.
Aparte esta nueva serie especial viene pintada en el exclusivo color gris granito metalizado mate.

Motor

El motor de ambos modelos es un bicilíndrico en línea de 60 CV de potencia, con los cilindros inclinados hacia delante, una configuración de motor típica de los scooter bicilíndricos, la diferencia estriba en que el motor de BMW tiene el cigüeñal calado a 270º en lugar de a 360º como llevan sus competidores japoneses.
Con el calado a 360º, es decir los dos pistones subiendo y bajando al mismo tiempo, se consigue una respuesta del motor más lineal y dulce, aunque el problema se presenta en forma de vibraciones que se solucionan incorporando ejes de equilibrado.
En cambio en el calado a 270º, mientras un pistón está arriba el otro queda a media camino, actúa parecido a un bicilíndrico en “L” como las Ducati, entonces el motor ya no tiene una respuesta tan dulce y lineal sino que consigue un efecto “patada”.
Es por ello que el carácter de este motor es brusco y no excesivamente suave, por el contrario cuando abres gas responde inmediatamente con potencia y ganas.
El cuadro de instrumentos también es compartido por ambos modelos con un gran velocímetro analógico y a su derecha una pantalla digital con nivel de combustible, reloj horario, totalizador, doble trip, revoluciones y también ordenador que indica consumo instantáneo de combustible, consumo medio, nivel de aceite, temperatura exterior…
Disponemos en ambos modelos de caballete central y lateral, precisamente cuando ponemos el caballete lateral se pone en marcha el freno automático, con lo que ya no puede moverse, un punto a favor de BMW, ya que nunca se nos irá cuando la aparquemos.

Estética

Estéticamente hablando, las diferencias entre ambos modelos si que son realmente apreciables.
La C600 Sport dispone de un carenado y placas laterales mucho más compactos, más preparada para la velocidad, con un diseño realmente bonito, mientras que la C650 GT dispone de un carenado mucho más envolvente, muy parecido al de las grandes touring de la marca, mientras que las placas laterales no siguen la sintonía del resto, sino que dan la impresión de estar totalmente añadidas, en cuanto a diseño la Sport gana ampliamente a la GT.
Si hablamos de ergonomía y comodidad la victoria va a parar a manos de la GT, todo y que la Sport dispone de un buen asiento y amplitud para las piernas, el asiento que ofrece la GT es realmente espectacular, tanto para el conductor cómo para el pasajero, además en la GT el apoyo lumbar para el conductor es más grande y el pasajero dispone de un buen apoyo en la espalda con el acolchado del top case.


El manillar de la GT es más alto y por tanto redunda en una conducción más relajada, además el amplio parabrisas se puede regular eléctricamente desde el manillar, mientras que en la Sport la regulación del parabrisas dispone de 3 posiciones y es manual.
En capacidad de carga la GT también se lleva la victoria gracias al top case trasero que lleva incorporado de serie.
Ambas disponen de dos guanteras en el escudo frontal de muy buena capacidad, mientras que bajo el asiento caben dos cascos integrales, en el GT uno detrás del otro y en el Sport uno se pone normal y el otro dentro del FlexCase, un sistema de BMW que consiste en una bolsa que se alarga hasta casi tocar la rueda para poder poner otro casco, este curioso sistema solo se puede utilizar con la moto parada y ésta no se pone en marcha hasta que no lo desactivas.

Conducción

El estilo de conducción entre ambas también esconde diferencias, en la GT la conducción es totalmente de scooter, mientras que en la Sport es más de moto, con el cuerpo echado más hacia el manillar, y por ello mucha más eficacia en carreteras reviradas.
Tanto el chasis como las suspensiones son muy buenos y funcionan a la perfección en ambos modelos, tanto en ciudad como en carretera o autopista el comportamiento ha sido ejemplar.
La frenada también es compartida, los dos modelos disponen de ABS y si que hemos notado que en el freno trasero el ABS es bastante intrusivo, entrando en funcionamiento  a poco que frenes fuerte.
Disponemos también de un sistema que evita sobrecargar la rueda trasera por excesos de par, no es un control de tracción, pero se nota su funcionamiento por ejemplo en ciudad si pasamos por encima de las líneas blancas de los pasos de cebra y aceleramos con fuerza notaremos como la rueda trasera no aplica al suelo toda la fuerza que le estamos ordenando.


En marcha las diferencias entre ambas son también patentes, el motor de estas BMW es bastante ruidoso y en la Sport se magnifica por el Akrapovic que incorpora de serie, emitiendo un ruido seco que denota su deportividad.
Por ciudad la Sport es algo mejor, gracias a su mayor compacidad que permite sortear con más soltura el tráfico urbano, aunque siempre hemos de tener en cuenta que no estamos pilotando un ligero scooter de 125 cc.
Por carretera y si además tiene curvas, la Sport saca a relucir su geometría y nos permite ir realmente rápidos, ya que la sensación de control que nos ofrece es realmente difícil de encontrar en un scooter, solo el Yamaha T-Max está a su altura.
Sus buenas aceleraciones permiten enlazar una curva tras otra, con buenas inclinadas y sabiendo que contamos con la ayuda inestimable de unos buenos frenos.
En cambio la GT no puede seguir la estela de la Sport, todo y que se comporta muy bien, le falta ese plus para poder ir realmente rápido y en curvas lentas su envergadura y peso pasan factura.
En cambio en autovía y autopista se invierten las tornas, la mejor protección y comodidad de la GT, nos permite poder circular rápido sin que sintamos la presión del aire, y es que el amplio carenado juntamente con el parabrisas regulable eléctricamente hacen que los kilómetros pasen plácidamente.
Mientras que la Sport todo y que también dispone de la misma velocidad máxima (175 km/h), al ser su carenado más estrecho la presión del viento se hace notar y aparte su parabrisas sólo es regulable manualmente.
Dicho esto, es difícil elegir entre los dos modelos, BMW ha puesto el listón muy alto en estos dos modelos, si te gusta el carácter deportivo el Sport llenará todas tus inquietudes, mientras que el GT está más preparado para el turismo.
FICHA TÉCNICA
Motor: bicilíndrico en paralelo, 4 válvulas por cilindro
Refrigeración: líquido
Alimentación: inyección electrónica
Diámetro por carrera: 79×66 mm
Potencia: 60 CV a 7.500 rpm
Velocidad máxima: 175 km/h
Neumático delantero: 120/70-15”
Neumático trasero: 160/60-15”
Freno delantero: doble disco de 270 mm, pinza flotante de 2 pistones
Freno trasero: disco de 270 mm, pinza flotante de 2 pistones
Peso en seco: 237 kilos (Sport)/ 249 kilos (GT)
Altura asiento en vacío: 810 mm (Sport)/ 805 mm (GT)
Precio: a confirmar en concesionario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies