Seventy Degrees te enseña cómo limpiar y mantener tu equipamiento de forma adecuada en tu vuelta a la carretera.

Es hora de volver a sacar del armario todo el equipamiento. Seguro que en más de una ocasión te has preguntado cuál es la mejor forma de lavar tu ropa de moto sin dañarla y es que, es cierto que en ocasiones no es una tarea sencilla ya que a cada material tiene un proceso de lavado y cuidado diferente. Para que no te pierdas nada, Seventy Degrees te enseña paso a paso cuál es la forma más recomendada para cada una de tus prendas.

Si eres de los que se decanta por la cordura en chaquetas y pantalones, lo primero que debes hacer es eliminar los restos de insectos que a veces quedan pegados a la prenda. Para limpiar conjuntos textiles como la chaqueta SD-JT43 y el pantalón SD-PT3, lo más adecuado es hacerlo con un paño y agua, siempre sin añadir jabón, y al ser posible al terminar la jornada de ruta, ya que cuanto más tiempo estén adheridos, más difícil será eliminarlos por completo.

Si lo que queremos es realizar una limpieza a fondo, debemos retirar los forros térmicos interiores -estos se pueden meter en la lavadora– y todas las protecciones que incorpora. Tras este proceso, podremos lavar a mano la prenda usando un jabón neutro que no dañe el material con el que se ha confeccionado. Para ello lo mejor es usar la bañera o un lavabo, pero siempre teniendo cuidado de no retorcer la prenda y prestando especial atención a los pliegues donde se suele acumular más suciedad.

Después del lavado, enjuagaremos con abundante agua y eliminaremos todos los restos de jabón que queden. Para el secado debemos evitar al máximo una exposición directa al sol ya que, si es muy intenso, la puede estropear y decolorar. Lo ideal es colgar la ropa en una percha en una habitación seca y dejarla que escurra y se seque de forma natural.

Como ocurre con la cordura, los amantes del cuero deben primero eliminar los restos de insectos, con un paño y agua. En esta ocasión se deberá frotar toda de la prenda ya que no podemos lavarla de forma completa como la cordura. Tras dejarla secar en una percha, y de nuevo sin exponerla de forma directa al sol, debemos hidratar la piel aplicando crema neutra -las hay especializadas para este uso- en pequeñas cantidades, para así asegurarnos de que se absorbe sin problemas.

Otra forma de limpiar este material es mediante toallitas especializadas para el cuero, que se venden en cualquier supermercado y que también sirven para la limpieza de sofás o sillas tapizadas con piel.

Si tienes guantes confeccionados en cordura la limpieza exterior se llevará a cabo con el mismo proceso que las chaquetas o pantalones. Para dejar también perfecto el interior, puedes echar dentro de cada guante polvos de talco, así se eliminarán por completo los restos de suciedad y olores. Tras un par de días dejándolos actuar, sólo tendrás que sacudir los restos.

Las botas de moto son unas de las prendas más arduas de cuidar, ya que normalmente combinan diferentes materiales como el plástico, la piel o la microfibra.

Puedes usar un paño con agua para quitar los restos de tierra o polvo, mientras que, para las partes plásticas,bastará con usar algún limpiador específico para este material. Para el interior puedes usar cualquier solución con ácido bórico (polvos anti-olor) que encontrarás en cualquier supermercado o farmacia y que eliminará la humedad y los olores.

Mantener tu ropa de moto limpia y cuidada es posible, dale una larga vida, lúcela siempre como el primer día, y rompe límites sobre tu moto escojas el equipamiento que escojas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies