Consejos Continental: Mantenimiento de tu moto durante la cuarentena.

La crisis provocada por el brote del coronavirus ha irrumpido en nuestras vidas cambiando todas nuestras costumbres y obligándonos a quedarnos en casa tras el decreto de estado de alarma impuesto por el gobierno de nuestro país para contener la expansión del COVID-19. Esto quiere decir que no podemos salir de casa, salvo ciertas excepciones como puede ser ir a trabajar o salir a hacer la compra. Por tanto, tampoco puedes salir y circular con tu moto para dar una vuelta por tu carretera favorita, por ejemplo.

Sin embargo, el confinamiento en casa no debe convertirse en algo aburrido o inútil, ya que podemos aprovechar este periodo de cuarentena para hacer ciertas tareas de mantenimiento de tu moto. Así que hemos decidido recordarte algunos de estos trabajos que puedes llevar a cabo en este periodo. ¡Apunta!:

  1. Cambiar el aceite: Es un buen momento para revisar el kilometraje o la fecha del ciclo del depósito de aceite actual. Es un buen momento para aprovechar y cambiar el aceite de la moto. Es una tarea en la que se necesitan algunas herramientas específicas y un bote de aceite nuevo. Si no tienes todo eso, es mejor esperar o que lo hagan en un taller cuando toda esta cuarentena pase. Recuerda que el aceite viejo lo debes dejar caer en una palangana o cubo para después depositarlo en el bote del aceite nuevo u otro depósito para después guardarlo y llevarlo (cuando se pueda) a un punto de reciclaje. ¡Nunca lo tires en cualquier sitio por es muy contaminante!
  2. Limpiar y engrasar cadena: Se trata de una tarea que debemos hacer con cierta frecuencia (cada 1.000 km dependiendo del tipo de uso), pero podemos aprovechar este ‘parón’ para hacer una limpieza profunda de la cadena y del resto de kit de transmisión. Tenemos tiempo para desmontarla y hacer esa tarea de manera más precisa, pero si no sabes cómo o no tienes herramientas, es algo que se puede hacer sin desmontar. Sólo necesitas un depósito o palangana para no derramar la suciedad en el suelo, un cepillo de dientes viejo y un limpiador de cadenas. Poner la moto sobre el caballete central o un caballete de rueda trasera ayuda. Toma asiento y ve haciendo esa limpieza con ayuda del líquido y del cepillo a lo largo de la cadena para llegar a cada eslabón. Una vez realizada esta tarea, terminamos de secar y procedemos a engrasar. Si no tienes grasa, una vez más, es mejor esperar a cuando la situación se normalice.
  3. Líquidos en la moto: Ya hemos hablado del aceite del motor, pero nuestra moto tiene otros líquidos que son indispensables para su buen funcionamiento. Podemos revisar el nivel y el color del líquido de frenos. No es algo que seguramente tengamos a mano en casa, pero sí nos lo podemos apuntar para hacerlo en las próximas semanas. En este punto, también podemos aprovechar para purgar el circuito del sistema de frenos para hacer salir el aire que se haya podido meter.
    Otro líquido importante es el líquido refrigerante y, si tuviéramos recambio de anticongelante, podemos aprovechar para sustituirlo.
  4. Revisar sistema de frenos: Otros componentes que podemos revisar en este periodo son los que corresponden al sistema de frenos. En concreto, el estado de las pinzas de freno. Habría que desmontarlas y ver su grosor interior y si merecen su sustitución (apúntalo en la lista). Ya que lo tenemos todo desmontado, podemos hacer una limpieza de cada componente con un líquido limpia-frenos.
  5. Tornillería: Todos deberíamos tener un destornillador a mano. Podemos ir revisando los diferentes puntos de la moto dondeencontremos tornillos y apretarlos. Si además cuentas con llaves allen o de otro tipo, podemos revisar más tipos de tornillos de la moto.
  6. Engrase general: Hay ciertos puntos de la moto que es importante que estén engrasados. Aplica engrase en rodamientos, manetas, palancas, tapa de depósito…
  7. Limpieza general: Ya que tenemos tiempo de sobra, podemos aprovechar para hacer una limpieza profunda de la moto. Podemos desmontar muchas piezas para realizar esa limpieza más completa: carenados, anclajes, llantas, guardabarros, cubrecadenas…
  8. Estado y presión de los neumáticos: No podemos dejar pasar la revisión de los neumáticos. Si estamos llegando al testigo, tomemos nota para hacer la compra de un juego nuevo en cuanto los talleres reabran sus puertas.
    Mientras pasan estos días, no perdamos el ojo a la presión de los neumáticos para no llevarnos un susto el día que volvamos a subirnos en la moto. De hecho, es recomendable aumentar ligeramente la presión recomendada por el fabricante en 0,1 ó 0,2 kg/cm2 para que el neumático se deforme menos al estar en constante contacto con el suelo durante mucho tiempo al estar la moto parada. Incluso, es conveniente mover la moto unos metros y volverla a aparcar para que la moto descanse sobre los neumáticos en una posición diferente y no se hagan ‘cuadrados’ o al menos apoyarla sobre el caballete central (si tiene) en vez de la ‘pata de cabra’ lateral. Eso sí, si tenemos caballetes externos para mantener las ruedas suspendidas, mucho mejor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies