Overlap te da las claves para descubrir las similitudes y las diferencias entre el vaquero de uso casual y el específico para motorista.

Si siempre has querido conocer qué puntos tienen en común los vaqueros de ropa y de moto y cuáles son sus diferencias, Overlap toma de referencia sus Monza para explicártelas.

LO QUE LES UNE…

Estética: si nos ponemos delante de nuestro vaquero favorito y a su vez colocamos el pantalón Monza al lado, probablemente no encontremos diferencias significativas. De hecho los vaqueros de moto se han adaptado a las modas para dar respuesta a las necesidades de todos aquellos motoristas modernos que buscan la comodidad, la ligereza y el estilo en cada uno de sus planes por la ciudad. Todo ello sin tener que renunciar a la protección de un pantalón técnico. Al igual que en el mercado se pueden encontrar vaqueros de distintos estilos y cortes, la firma francesa Overlap –perteneciente al grupo Rider Valley- apuesta por pantalones ajustados, elásticos, de aspecto desenfadado y de distintos colores como el Smalt, Dirt, Grey Used o Dark Blue de sus Monza.

Confort: otra cualidad que caracteriza a los vaqueros de uso cotidiano es su confort y versatilidad. Se trata de prendas flexibles y ergonómicas, especialmente prácticas para el día a día. Los pantalones de la firma francesa ofrecen estas mismas cualidades, gracias a su tejido Stretch, que integra fibras extensibles para adaptarse mejor a la morfología. Sus zonas elásticas favorecen una alta movilidad y comodidad durante los desplazamientos tanto sobre dos ruedas como al bajar de la moto. Por si fuera poco están disponibles en tallas que van desde la 28 a la 40 y se pueden usar durante todo el año, ya que soportan bien las diferentes temperaturas.

LO QUE LES SEPARA…

Confección: aunque a simple vista no son muy evidentes, si nos fijamos en los materiales de un vaquero convencional y otro de moto encontramos ligeras diferencias. Los primeros están fabricados en denim, una tela formada por fibras de algodón, mientras que los segundos incorporan además refuerzos de Aramida, una fibra sintética empleada en los chalecos antibala, capaz de aguantar temperaturas de hasta 450 ºC y muy resistente a la abrasión y a los choques. La firma francesa también utiliza en sus pantalones otros componentes como el Coolmax, una tela transpirable que mantiene hasta 13 veces menos humedad que el algodón o el nylon.

Seguridad: vinculado a la confección otro los elementos diferenciadores evidentes son las protecciones. Los vaqueros Monza de Overlap las incorporan en la cadera. Además disponen de unos pequeños bolsillos a la altura de las rodillas que también permiten ubicar y quitar otras específicas para este área de la pierna, de forma sencilla. Estos protectores se fabrican con poliuretano, una espuma muy resistente capaz de adaptarse a la morfología del motorista, son de nivel 2 y disponen de homologación CE para su uso en moto.  

Ya tenemos en cuenta las principales similitudes y diferencias pero… ¿y para el bolsillo? El precio de los vaqueros de marca reconocidas se sitúa en torno a los 150 euros. Por muy poco más (unos 30 euros) es posible disfrutar de unos pantalones homologados para moto, resistentes a la abrasión, con protecciones, flexibles y cómodos con los que disfrutar plenamente de nuevas experiencias sobre dos ruedas.

Para más información sobre estas prendas o cualquiera de los productos del catálogo, entra en overlap-denim.com/es.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies