Descubre el lado más funcional del casco modular de la mano de Astone Helmets.

Astone Helmets ofrece a sus usuarios las 5 claves para apostar por un casco versátil, práctico y de buenas prestaciones al alcance de todos los bolsillos.

1º El presupuesto

Antes de elegir un abatible es importante tener claro con qué presupuesto contamos para adquirirlo. Se trata de una decisión importante ya que además de invertir en un casco que resulte estéticamente atractivo, lo haremos también en seguridad, versatilidad y confort. Astone Helmets pone a disposición de todo tipo de usuarios y bolsillos una gama de modulares que ofrecen las máximas prestaciones en precios que van desde los 129 euros (PVPR IVA incluido), para algunas versiones de color de los modelos RT800 y RT900, a los 159,99 euros (PVPR IVA incluido) para su RT1200.

2º Seguridad

Ya hemos definido un presupuesto, el siguiente aspecto en el que fijarse es en la seguridad. A la hora de elegir un casco modular se debe comprobar que sus materiales ofrezcan garantías y que el modelo cumpla con las homologaciones y certificaciones correspondientes. Como cabe esperar de la exigente marca francesa en esta materia, toda su colección de abatibles RT se ha desarrollado siguiendo la normativa ECE 22-5. Están fabricados con elementos de calidad que garantizan la máxima protección y que no difieren de los empleados en otras gamas, como la integral. Así mismo disponen de cierre micrométrico y de una pantalla solar escamoteable, fácilmente accionable para evitar deslumbramientos, ante cambios bruscos de iluminación.

3º Versatilidad

Otra característica a tener en cuenta es el nivel de polivalencia y funcionalidad. Gracias a una bisagra fácilmente accionable, los cascos modulares permiten, con un solo movimiento de mano y de forma sencilla, levantar y bajar la mentonera y la pantalla, facilitando así a los usuarios la posibilidad de disfrutar con un clic de un casco abierto o cerrado. Esto es especialmente útil para quienes se desplazan por la ciudad y realizan una parada para echar gasolina o hacer la compra, para repartidores o para quienes salen de ruta y quieren tomar el aire, repostar, descansar o disfrutar de las mejores vistas.

4º Confort

Pensados para usuarios que pasan largas horas sobre dos ruedas, el confort es otro factor clave. Para aumentar la comodidad estos cascos cuentan con un interior almohadillado, fácilmente desmontable y confeccionado con tejido hipoalergénico. El cuidado al detalle de marcas como la francesa también está presente en su pantalla preparada para Pinlock® que junto al protector nasal evita el empañamiento, así como en sus tomas de ventilación. Sus extractores situados en la parte frontal superior, así como en la posterior garantizan un óptimo flujo de aire y equilibran la temperatura interior en todo tipo de condiciones.

5º Estética

Por último la estética, que variará en función al tipo de conducción que se realice. No es lo mismo elegir un casco para ir a la oficina o desplazarse por trabajo que para disfrutar de largas rutas y nuevas aventuras en moto. Los modulares de la firma francesa ofrecen un estilo único para cada usuario, gracias a su amplia variedad de tonos y versiones gráficas. El RT800, llama la atención por sus líneas angulares y su atractivo diseño idóneo para los más cosmopolitas, mientras que el RT900 y RT1200 presentan una estética más agresiva, perfecta para los motoristas más aventureros. Están disponibles en tallas que van desde la XS a la XL/2XL en función al modelo.

Descubre el mundo más funcional de la mano de Astone Helmets https://astone-helmets.com/es/

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies