Jorge Lorenzo se une al equipo de pruebas de Yamaha Factory Racing para impulsar el desarrollo de la YZR-M1.

Jorge Lorenzo está de vuelta. El piloto balear, que el pasado mes de noviembre anunció su adiós en la previa del último Gran Premio de la temporada celebrado enValencia, comunica su regreso al paddock como miembro del equipo de pruebas de Yamaha, tal y como se anunció en un comunicado.

«Yamaha Motor Co., Ltd. y Yamaha Motor Racing se complacen en anunciar que el cinco veces campeón del mundo y exitoso piloto de Yamaha, Jorge Lorenzo, reforzará el equipo de pruebas de Yamaha Factory Racing para la temporada 2020«, anuncian en dicho comunicado.

Yamaha destaca la importancia del legado de Jorge y recuerda su éxito a lomos de la M1: «Debutó en MotoGP con Yamaha en 2008 y pasó 9 años con el equipo de fábrica de MotoGP, ganando sus tres títulos de la categoría reina con la YZR-M1, en 2010, 2012 y 2015″.

En el comunicado se detalla que Lorenzo se subirá ya a la moto a partir del Shakedown que se celebrará la próxima semana en Sepang del 2 al 4 de febrero y que también tendrá la oportunidad de participar en otros test oficiales de la IRTA, así como en algunos test privados que Yamaha lleve a cabo este año, «con el objetivo de ayudar a los ingenieros de Yamaha en el desarrollo de la moto en 2020″.

«Es el hombre perfecto para este trabajo, ya que es conocido por su pilotaje suave y preciso y por su claro feedback», prosigue el comunicado, que indica que Lorenzo será apoyado por Silvano Galbusera, anterior Jefe de equipo de Valentino Rossi, que será ahora el máximo responsable del equipo de pruebas de Yamaha Factory Racing.

Yamaha también indica que, por el momento, no hay prevista ninguna «wild card» para Lorenzo en 2020 aunque la fábrica japonesa «está abierta a esa posibilidad en caso de que decida correr de nuevo». Es toda una realidad. El «Espartano» está de vuelta.

Jorge Lorenzo: «Estoy muy contento con la decisión de unirme al equipo de pruebas de la fábrica de Yamaha. Siempre planeé seguir involucrado en MotoGP y volver al paddock, y creo que este es un papel adecuado para mí. Conozco bien al equipo y a la M1. La Yamaha realmente se adaptaba a mi estilo de pilotaje y será muy interesante «encontrarme con mi vieja moto de nuevo».

Volver a Yamaha trae buenos recuerdos. Conseguimos muchos podios y victorias, y tres títulos juntos, así que sabemos dónde están nuestros puntos fuertes. Quiero dar las gracias a Yamaha por esta oportunidad, porque me permite hacer lo que me gusta, pilotar motos y llegar al límite, mientras disfruto de un estilo de vida un poco más tranquilo que en años anteriores.

Estoy muy motivado para trabajar y no puedo esperar a empezar a pilotar. Quiero dar lo mejor de mí para el futuro de Yamaha y espero que mi experiencia al pilotar sea útil para los ingenieros y pilotos para devolver el título a Yamaha».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies