Joan Garriga junto a Sito Pons fue uno de los pilotos que hizo posible iniciar la escalada hacia la categoría reina del motociclismo.

El 29 de marzo de 1963 Joan Garriga nació en Vallvidrera, una localidad a medio camino entre Barcelona y el Tibidabo.

Para llegar a ella la carretera que asciende por la montaña está plagada de curvas y Garriga con su Derbi 74 ya era el rey de esa carretera con solo 16 años.

A esa edad Garriga lo único que deseaba era pilotar una motocicleta de velocidad, es por ello que a la menor ocasión que tuvo se inscribió en carreras de promoción con una Bultaco 250.

Más tarde cambió la Bultaco por una Yamaha 250 de segunda mano, con la que consiguió el Campeonato de España en 1984 y las 24 Horas de Montjuic.

Su ascenso fue realmente fulminante, en 1981 fue al Campeonato Nacional para aprender, en 1982 fue subcampeón del Trofeo Nacional Senior y en 1983 quedó cuarto del Campeonato de España, consiguiendo como hemos comentado anteriormente el Campeonato de España en 1984.

Cuando consiguió el Campeonato de España, también le tocó un premio en la lotería de 500.000 ptas (3.000 euros actuales) que invirtió para poder hacer el mundial de los 250 cc en 1985, quedando en 18º lugar sin experiencia y también prácticamente sin medios técnicos.

En ese mismo año consiguió la victoria en las 24 Horas de Montjuic y quedo subcampeón del Campeonato de España de 250 cc.

El buen rendimiento de Garriga en 1985 a pesar de no disponer de medios llamó la atención del equipo Cagiva, que le propuso un contrato para 1986 pilotando la nueva Cagiva de 500 cc.

Pilotando la experimental Cagiva 500 de dos tiempos, Joan Garriga consigue acabar el Mundial en la 17ª posición, y ese año también gana las 24 Horas de Montjuic.

En 1987 vuelve a los 250 cc con una Yamaha carreras-cliente, consiguiendo la 11ª posición en el Mundial de los 250 cc y el Campeonato de España.

Para 1988 decide prepararse a fondo para asaltar el Mundial de los 250 cc, consiguiendo una Yamaha Oficial para intentar batir a las invictas Honda.

En las dos primeras carreras de la temporada no consiguió una buena actuación, pero la sorpresa saltó cuando ganó el Gran Premio de España y el de Portugal con lo que logró prácticamente empatar a puntos con “Sito” Pons que pilotaba una Honda.

A partir de ese momento Garriga se mostró como el mejor piloto de los 250 cc, manteniendo un duelo constante con “Sito” que hizo vibrar a miles de aficionados.

Pero en la última carrera del Mundial la suerte le fue esquiva, recibiendo un golpe por detrás por parte de Martin Wimmer, que lo sacó fuera de pista y le rompió un silencioso.

De ir en los puestos delanteros Joan Garriga pasó a la 21ª posición, realizando una remontada épica y consiguiendo llegar a la meta en 5ª posición por detrás de Sito Pons, consiguiendo este último el Campeonato Mundial de los 250 cc.

Garriga consiguió el subcampeonato, aunque para muchos aficionados el campeón moral de los 250 cc fue él.

Joan Garriga

En 1989 sigue con Yamaha, pero la motocicleta japonesa se había quedado atrás en prestaciones frente a las potentes Honda, y solo consiguió el 8º lugar en la clasificación final.

En 1990 pasa a la categoría reina del motociclismo pilotando una Yamaha 500 del equipo Ducados, consiguiendo un buen 6º puesto en la clasificación.

En 1991 y 1992 sigue con la Yamaha Ducados 500, y consigue ser 7º en ambas temporadas.

A partir de entonces empezó el declive personal de un gran piloto, que por su adicción a las drogas y malas amistades, acabó desnonado de su casa y perdió todo lo que había ganado en su profesión.

Pero la vida no tuvo compasión de él y cuando parecía que empezaba a vislumbrar la luz al final del túnel, murió en 2015 en un accidente de moto, a los 52 años.

Joan Garriga fue siempre el eterno rebelde, un piloto con un talento innato para ir rápido, pero al que su explosivo carácter le pasó factura.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies