El nuevo campeón del mundo de WorldSSP300 Manu González, habla de su pasión por las motos, repasa su meteórica carrera deportiva… y nos revela el origen del apodo «ManuGass».

Manu González, campeón mundial con apenas 17 años, es posiblemente el tipo normal más especial que pisa el paddock de WorldSBK.

-Soy un chaval al que le encantan las motos. Las motos son mi pasión, siempre estoy pensando en ello. No sabía ni andar y ya estaba encima de la bici o de la moto…

– Me subí a una moto siendo muy enano, con apenas tres años. A mis padres siempre les ha gustado, y así es normal que te entre la afición. Mi padre corría en carreras amateur por España, y yo he ido toda la vida a los circuitos. Al final el gusanillo te entra solo. Si estás siempre en los circuitos, vas a querer seguir estando.

-Soy un adolescente normal. Sigo yendo a clase, al instituto, y también entreno mucho; intento combinar las dos cosas. Nada especial. Con mis amigos soy uno más, aunque es cierto que a lo más nuevos sí les sorprenden las noticias del campeonato y mis resultados, y me comentan cosas.

– Creo que empecé a pensar en esto como algo profesional al llegar al campeonato de España, con 10 años, y comenzar a correr en circuitos más grandes. Allí fue cuando me empezó a gustar más, y eso también me impulsó a entrenar con más intensidad y a volcarme más.

-Lo de «ManuGass» salió hace muchos años. Mis padres me dicen que lo pensaron ellos. Igual fue cuando gané el campeonato de mini motos en Madrid, con siete años. Seguramente salió entonces, pero la verdad es que yo ahí no entré, me empezaron a llamar así y ya me lo he quedado. ¡Hay pilotos que tienen apodos y no se conocen tanto, y yo quizá lo tengo hasta demasiado usado!

-Nico Terol también usó los de «Gas» un tiempo. Cuando conocí a Nico, con nueve años, él no lo llevaba, pero el año siguiente se lo puso, y me pareció un poco raro. ¡Yo creo que me lo copió, pero mejor no decirlo, por si acaso! La verdad es que lo llevo desde hace muchísimo tiempo… y está guay.

-Creo que ahora mismo me asusta más el año el último año de instituto que no estar peleando en un campeonato del mundo. Esto me gusta mucho más, quiero estar aquí. Lo del instituto me va a costar sacarlo como yo quiero, aunque por lo menos tengo que intentar aprobar este año, como pueda.

No sé que voy a hacer con mis estudios. Sé que si quieres trabajar en algún puesto importante o llegar alto tienes que seguir estudiando, pero lo de las motos se está volviendo algo tan profesional que el instituto me cuesta cada vez más. Mis padres siempre me impulsan a seguir estudiando, pero no sé hasta donde llegaré.

-Hay varias personas que me han ayudado en mi carrera. Con mi equipo del año pasado estuve muchos años y creo que gracias a ellos he podido ir subiendo de categoría. También algún manager que he tenido, pero quien más me ha enseñado es mi padre, él es la persona que más me ha ayudado a entender cómo tenía que hacer las cosas en la pista.

-Para ganar en esta categoría no solo necesitas ser el más rápido en la última vuelta.  Hay que tener también ese punto de suerte y ese punto de pensar en el momento justo dónde estás, para poder pasar primero por la línea de meta. Con estas motos la cruzamos cinco en una décima de segundo. Juntando ese punto de suerte y ese punto de estrategia es cuando al final puedes ganar.

-Creo que soy un piloto más frío que temperamental. No me afecta demasiado lo de los demás, intento más bien pensar en lo mío, y listo.

-Soy de los que se centran más en su conducción y en mejorar en cada curva que no de los que piensan continuamente en los reglajes de la moto. Me centro mucho en lo mejor que puedo sacar de mi pilotaje, en lo que puedo hacer en cada curva, en la mejor trazada. Y luego ya miro si falta algo de moto, hablo con mis mecánicos y con el técnico y vemos qué se puede rascar por ahí…

-El título que gané hace dos años [en la European Talent Cup] me ha ayudado a pensar en lo que estoy haciendo este año. He pensado mucho en esa temporada. Este año he llegado al final con más ventaja que entonces, pero creo que me dio una buena base para lo que estoy viviendo ahora.

¿Rea o Bautista? Uf… los dos son unos pilotazos increíbles. Me fijo mucho en lo que Rea hace encima de la moto y en cómo gestiona las carreras. Igual Bautista saca más rendimiento a su moto y puede hacer cosas fantásticas, pero Rea se lo curra muchísimo, intenta dar siempre el máximo. Fabian Foret, que trabaja con él en el equipo y nos ayuda también a nosotros, nos cuenta cómo trabaja Rea, qué cosas hace en el equipo, y también fuera cuando entrena, y es cierto que me fijo mucho en él.

No pienso demasiado en hasta dónde puedo llegar, sino en dar el máximo donde estoy ahora, y ya se verá qué sale el año que viene. Me encantaría correr en World Superbike o en MotoGP, que es lo máximo, pero ahora intento hacerlo lo mejor que puedo y no pensar tanto en los años siguientes, que es algo que me podría desconcentrar un poco o cambiar mi manera de ser.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies