Bihr recupera la esencia original del Bell Custom 500 para homenajear las experiencias más locas sobre ruedas.

En 1954, el fundador de Bell, Roy Richter dio vida al primer casco de fibra de vidrio que bautizó como Custom 500. 

Desde sus inicios, el objetivo de Richter fue proteger a los conductores y ayudar a los pilotos a desafiar sus propios límites, de ahí que este modelo original salvase la vida de uno de sus pilotos en las 500 millas de Indianápolis —momento en el que la marca saltó al estrellato, convertida en un referente de la seguridad y el estilo, que llegó a estar presente incluso en Hollywood, de la mano de actores como Steve McQueen o Paul Newan.

Sin embargo, este casco sigue evolucionando y adaptándose a los tiempos gracias a la dedicación de la compañía americana que, pensando en las necesidades de una nueva generación de motoristas locos por la velocidad, recupera la esencia original de su mítico jet en una nueva edición que luce «WFO» (Wide Fucking Open,«a todo gas») sobre un fondo blanco.

Un nuevo modelo especial, de inspiración retro, que rinde homenaje a esos grupos de motoristas del sur de los EE.UU. , a los que les une la pasión por las dos ruedas y las carreras de aceleración y velocidad.   

Para ayudar a los pilotos a desafiar sus propios límites, con la mejor protección, el 500 incorpora elementos propios de cascos de alta gama, que bien le valen para cumplir con las exigentes homologaciones DOT y CE en materia de seguridad para el motorista. Entre ellas: un cierre de doble anilla reforzado con metal inoxidable, calota de fibra de vidrio de cinco tamaños, e interior en EPS de poliestireno expandido para absorber progresivamente la energía del impacto, algo que no poseían los primeros modelos.

Con el fin de lograr un mayor confort, esta nueva edición no le resta atención al detalle. Dispone de un lujoso interior acolchado,desarrollado específicamente para adaptarse a la morfología facial, cuenta además de un tejido antibacteriano y una correa acolchada, que garantizan el mejor ajuste y comodidad. Su acabado impecable, con broches de presión integrados en la parte superior, permite personalizar un poco más un casco con docenas de accesorios de pantalla y visera disponibles.

Una edición especial a todo gas con esencia original, disponible en la página de Bihr, en tallas que van desde la XS a la 2XL, a un precio de 249,99 euros (PVP IVA incluido) y cinco años de garantía. 

Custom 500
Custom 500

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies