El Team Manager de Repsol Honda, Alberto Puig, pasa balance tras la cita en Austin.

El piloto español no despejó la duda tras una carrera en la que se vio obligado a abandonar por problemas mecánicos, un día después de verse penalizado en la Q2 al ver como se le salía la cadena. Una situación que le hizo protagonizar una de las imágenes más llamativas del GP al tener que salir a la carrera hacia su box.

Lorenzo no ha soltado prenda, pero su equipo tampoco. De hecho, el Team Manager, Alberto Puig, alimentó las dudas sobre la situación vivida en COTA: «En este momento no sabemos qué pasó con la moto de Jorge Lorenzo, lo estamos investigando y necesitamos más tiempo para saber qué problema hubo».

Puig, de hecho, entró más al detalle sobre el rendimiento del balear y reveló, en primera instancia, que «el objetivo de Jorge era terminar entre los diez primeros, pero en las dos primeras vueltas no fue súper rápido«.

Pese a firmar un discreto arranque, Lorenzo fue mejorando con el paso de las vueltas, recuperando algunas posiciones, pero el problema en su RC213V acabó resultando fatal para sus intereses y los de su equipo.

«Una vez se estabilizó, mantuvo su ritmo bien y fue mejorando en la clasificación, pero entonces tuvo el problema que todavía tenemos que acabar de esclarecer», explicó Puig, que, probablemente sin quererlo, avivó la duda y las expectativas acerca del problema que sufrió el «99».

Se trata, en cualquier caso, de una situación que debe ser una prioridad para HRC, tras «un fin de semana difícil», como definió el propio Lorenzo tras la conclusión de la carrera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies