Con Márquez y Lorenzo, el equipo Repsol Honda Team contará con 12 títulos mundiales en sus filas.

Todo comenzó el 7 de junio con el anuncio de que Jorge Lorenzo (Ducati Team) se uniría al equipo Repsol Honda a partir de la temporada 2019 para reemplazar a Dani Pedrosa. Un anuncio que sorprendió a más de uno y que comentó unos días más tarde el propio interesado:

«A decir verdad, mi prioridad era quedarme en Ducati y terminar lo que empecé», explicó en una rueda de prensa previa al GP de Catalunya. “Pero desde Le Mans, comencé a temer que Ducati quisiera reemplazarme por otro piloto. Así que empecé a pensar en otra opción… ¡Sí, reconozco haber dado el paso de acercarme a ellos!»

Honda no dejó escapar la oportunidad y en los próximos dos años Marc Márquez tendrá a Jorge Lorenzo como compañero de garaje; dos pilotos con un palmarés ciertamente intimidante: Entre ellos reúnen no menos de 12 títulos, 137 victorias, 267 podios y 148 poles.

Sobre el papel, el dueto conforma efectivamente un cóctel para soñar. Internamente, la convivencia podría ser algo más difícil de manejar, pero no es algo que parezca asustar a Marc Márquez o a Alberto Puig.
«¡Siempre he dicho que quería un compañero de equipo fuerte para empujar al equipo hacia delante!” dijo el campeón del mundo durante el GP de Catalunya.
«¡Un equipo puntero quiere tener a los mejores pilotos!” indicó por su parte el Team Manager del equipo. “Se presentó la oportunidad, así que la aprovechamos. ¡No será fácil, pero a Honda siempre le han gustado los retos!”

Sin embargo, los dos hombres mantienen viejas rivalidades y a veces resurgen algunos «picos». Ese fue el caso en el incidente ocurrido en la carrera de Aragón de este año, en la entrada a la primera curva. Lorenzo acusó al leridano de haberle cerrado el paso y provocar su caída. El incendio se apagó posteriormente, después que Márquez llamara a  su futuro compañero de equipo para interesarse por su estado.
Pero la pregunta que muchos se hacen es: ¿Logrará domar la RC213V Lorenzo, un piloto conocido por su conducción de tiralíneas? Y si es así, ¿Con qué rapidez?

«En Ducati, necesitó un cierto tiempo, pero una vez que se aclimató por completo, ganó dos carreras seguidas en Mugello y Catalunya. Sin duda, será rápido. ¿Hasta qué punto? No lo sé. Tampoco sé cuánto tiempo precisará. Pero él tiene el potencial y la experiencia para lograr buenos resultados con nuestra moto. Y desde luego no viene a Honda a hacer de figurante” valoraba Alberto Puig hace unos meses.

Jorge Lorenzo también confía en sus capacidades: «Los que me siguen desde mi debut saben que puedo ser rápido sobre cualquier moto. Gané con Derbi, Aprilia y Yamaha. Con Honda solo estuve un año en 250cc, pero aún así firmé algunas buenas posiciones y algunos podios. El reto no será fácil… pero tarde o temprano, sé que puedo ir rápido».

En cualquier caso, una cosa es cierta: Será él quién se adapte a la moto y no al revés; Honda no prevé más que la posibilidad de hacer pequeños ajustes. «No desarrollaremos dos motos totalmente diferentes», ha dicho el director técnico de HRC, Takeo Yokoyama. “La dirección será la misma, después puede haber pequeñas diferencias, eso no es un problema para nosotros.»

Lorenzo viste todavía de rojo, pero el gran cambio está cerca. En menos de dos semanas, el mallorquín estará liberado de su función con Ducati y hará su primera aparición con los colores del Repsol Honda con ocasión del Test Post-GP de Valencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies