El Proyecto Elf, logró construir una motocicleta de competición totalmente revolucionaria para su época.

Hacemos un poco de repaso a este curioso proyecto que comenzó en 1978 con el ingeniero André De Cortanze, aparte de su experiencia como diseñador y preparador de coches Renault para competir en la Fórmula 1 y las 24 Horas de Le Mans, De Cortanze era también un gran aficionado al mundo del motociclismo y quería aplicar a las dos ruedas sus peculiares sistemas de suspensiones alternativos.

Así nació en 1978 la Elf X (Experimental), este primer prototipo llevaba el motor de la Yamaha OW- 31, un 2 tiempos de 750 cc. Debemos pensar que la Yamaha OW-31 era un verdadero monstruo de la época, este mítico modelo de la marca de los diapasones vio la luz a finales de 1973 como una evolución de la fábrica del modelo TZ 750.

El motor de la Yamaha OW-31 disponía de una potencia de 115 CV con un motor de 2 tiempos y por lo ello fue totalmente imbatible en su momento.

Es por ello que la Elf X ya causó un gran respeto dentro del mundo de los Grandes Premios, tanto por el motor utilizado como por toda la tecnología desarrollada en el apartado de suspensiones.

Proyecto Elf

Elf X

Proyecto Elf

Elf X

Y es que André De Cortanze, quiso diseñar la moto utilizando su experiencia en Fórmula 1, en la ELF X la rueda delantera y la trasera utilizaban suspensiones basadas en los diseños automovilísticos, para conseguir cambiar las ruedas en un tiempo nunca imaginado en una motocicleta.

Muchas de las motos de competición y de serie de hoy en día que utilizan basculante monobrazo provienen de la idea de la Elf X creada por De Cortanze, sobre todo en motocicletas de resistencia donde poder cambiar en el menor tiempo la rueda trasera es totalmente esencial .

Con respecto a la rueda delantera, si os fijáis en las fotografías, no dispone de horquilla como cualquier otro moto, sino también de una especie de basculante con un amortiguador.

Las ventajas teóricas de este curioso sistema de suspensión delantera, son la elevada rigidez torsional, ya que al eliminar el hundimiento de la suspensión delantera en las frenadas, se puede controlar mucho más la motocicleta y también se puede frenar más tarde que con una moto con una horquilla convencional. La desventaja del sistema es toda la complicación del mismo, ya que por ejemplo tiene que llevar una rueda especial.

El chasis por su parte prácticamente era inexistente, ya que la mayoría de elementos suspendidos iban anclados directamente al motor, este punto fue el principal problema de la Elf X, ya que el motor no estaba diseñado como un elemento resistente y comenzó a dar problemas continuamente.

Elf Endurance

Honda enseguida se interesó por este curioso proyecto y llegó a un acuerdo comercial, donde Honda era la que suministraba los motores y decidía en qué tipo de competición quería correr,  con una cláusula en la que en un futuro podría adquirir toda la tecnología utilizada en el Proyecto Elf.

Los japoneses de Honda sacaron el Proyecto Elf de su destino inicial que era la Fórmula 750, y lo pusieron donde tenían más intereses: el Mundial de Resistencia, de aqui nació la Elf E (Endurance).

Este nuevo modelo llevaba un motor Honda RSC de 1.000 cc y corrío el Bol d’Or y Le Mans entre 1980 y 1983, aprovechando un reglamento de este tipo de carreras de resistencia, donde se permitía que las F1 fueran más prototipos y así poder aumentar la cilindrada hasta los 1.300 cc.

Los resultados de todos modos no fueron nunca los esperados, aunque Didier de Radigues en muchas ocasiones conseguía ponerse líder durante las primeras vueltas.

Proyecto Elf

Elf Endurance

Proyecto Elf

Proyecto Elf

Elf Record

Elf 2

Para 1984, el reglamento de F1 de resistencia se limitó a 750 cc y Honda decidió llevarse el proyecto a los Grandes Premios, en la cabeza del proyecto estaba Serge Rosset (el técnico que hasta entonces había sido el Director de las Kawasaki Performance de resistencia), los motores utilizados fueron los Honda RS tricilíndricos de dos tiempos.

Así se presentó la Elf 2 con Ron Haslam como piloto en 1984, al año siguiente siguieron con la misma moto y en 1986 vino la Elf 3 aún con motor tricilíndrico.

En 1987 vio la luz la Elf 4, que disponía ya del motor V4 de la Honda NSR de dos tiempos, la última temporada de esta especial moto fue en 1988 con la Elf 5 y siempre con Haslam como piloto.

No debemos olvidar también otra importante faceta del Proyecto Elf, se trata de la Elf R (Récord) que en 1986 pilotada por H. Auriol, E. Courly y C. Liard alcanzó los 321 km/h en el anillo de Nardo.

Aunque los resultados en competición nunca fueron excepcionales, si que debemos reconocer que el Proyecto Elf nunca se olvidará por todo lo que aportó al motociclismo, ya que Honda en 1987 hizo la RC-30, la primera Honda con basculante monobrazo, derivada directamente del Proyecto Elf, mientras que el resto de innovaciones aún están dentro de las patentes que Honda guarda en los cajones de sus oficinas.

Proyecto Elf

Elf Ron Haslam

Proyecto Elf

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies