Honda Integra 2018
POTENCIA7.8
ERGONOMIA8.3
ACABADOS8.8
SUSPENSIONES8.4
MOTOR8.7
FRENOS8.4
8.4Nota Final

La Honda Integra se ha renovado con detalles técnicos que mejoran su comportamiento frente a la versión anterior.

Este funcional modelo de Honda, como su propio nombre indica, integra la funcionalidad de un scooter con la manejabilidad dinámica y las prestaciones de una motocicleta.

Diseño

La Honda Integra sigue haciendo gala de un atractivo y armonioso diseño, ofreciendo una buena calidad de acabados realzados por el acero inoxidable que encontramos en las alfombrillas reposapiés que le otorga un toque más deportivo y también por el logo “Integra” con fondo negro que le da una imagen más distinguida.

Buena posición de conducción la que nos ofrece la Integra, con gran comodidad y espacio para nuestras piernas y brazos, y un gran control del puesto de conducción.

Potencia de 54 CV a 6.250 rpm

Su largo asiento contribuye a la buena conducción de este modelo, aunque su tapizado peca de dureza y en trayectos medios encontramos a faltar un poco más de mullido.

Para este modelo 2018 encontramos 4 opciones de color disponibles:

  • Rojo Chromosphere Candy
  • Negro Gunpowder Mate Metalizado
  • Plata Alpha Mate Metalizado SE (Special Edition)
  • Plata Majestic Mate Metalizado SE (Special Edition)

Las dos opciones de pintura SE presentan un acabado metálico. Esta pintura especial utiliza escamas brillantes alineadas en paralelo entre ellas y difiere de la pintura metalizada estándar porque crea una textura sólida con alto contraste, ofreciendo diferentes efectos ópticos dependiendo del ángulo de visión. Los colores SE también llevan franjas de realce, bandas de llanta de rueda y diferente acabado en las tapas de motor.

Disponemos de caballete central y lateral, asi como iluminación LED en faro delantero y piloto trasero.

Como es norma en Honda, nos ofrece opcionalmente toda una serie de accesorios para personalizar nuestra Integra: top boxes de 35L y 45L, maletas de 29L, bolsas interiores, puños calefactables de 5 niveles, candado de arco y deflectores de viento.

Motor

La Honda Integra dispone de un motor bicilíndrico en paralelo, con 8 válvulas, refrigeración líquida y alimentación por inyección electrónica.

Este motor ofrece una potencia de 54 CV a 6.250 rpm, para este año se ha elevado el límite de vueltas hasta las 7.500 rpm para conseguir un mayor aprovechamiento de todas sus cualidades.

Para los titulares del carnet A2, hay ahora disponible una versión de 35kW, que puede convertirse fácilmente en versión full power en un concesionario Honda, en el momento apropiado. Así mismo, será posible limitar la versión full power a 35kW, en un concesionario Honda, sustituyendo el cuerpo de inyección de serie y reprogramando la ECU. En la mayoría de condiciones de marcha la limitación de la potencia máxima no se notará y la aceleración de 0-100m es idéntica a la de la versión full power.

Gracias a su tecnología, el motor de la Integra consigue un consumo de solo 28,6 km/l. (modo WMTC), con lo que conseguimos una autonomía superior a los 400 km.

Una de las principales características de la Integra es evidentemente el sistema de doble embrague (DCT), con este sistema disponemos de dos modalidades automáticas y el MT o cambio de marchas manual.

Dentro del modo automático tenemos la modalidad “D” que es el modo standard, con esta modalidad se economiza al máximo el combustible, ya que siempre utiliza la marcha más larga posible.

En el modo “S” o Sport encontramos 3 segmentos de utilización, evidentemente si queremos una conducción lo más deportiva posible hemos de utilizar el modo máximo.

Con este sistema de doble embrague todas las marchas (6 velocidades) funcionan automáticamente (sin utilización de embrague), aparte aunque vayamos en cualquiera de los modos automáticos, podemos reducir o subir marchas a nuestro antojo (todo ello sin quitar gas y desde la piña izquierda).

Este curioso sistema de Honda ha sido mejorado frente a las primeras versiones de la Integra, siendo los cambios mucho más suaves y menos sonoros.

Por carretera y si queremos ir rápidos, hemos de utilizar en ocasiones la reducción manual, por ejemplo al afrontar una curva, ya que la reducción automática es un poco lenta en conducción deportiva.

Otra de las novedades que incorpora la Honda Integra 2018 es el control de Tracción, que lo podemos desconectar a nuestra voluntad, un sistema más de seguridad en la conducción que nos ayudará cuando la rueda trasera pierda tracción por deslizamiento, tierra…

Debajo del asiento encontramos la entrada al depósito de gasolina y también un buen hueco para guardar un casco integral y otros utensilios. La apertura del asiento se realiza desde el mismo.

Cuadro de Instrumentos

El cuadro de instrumentos está compuesta por una pantalla LCD negativa. La información incluye odómetro, contador parcial de viaje, posición del cambio, eficiencia y consumo de gasolina, temperatura de los puños calefactables (opcional) e indicación de los 3 niveles del modo de cambio S.

El conductor también puede cambiar el color de la barra del cuentarrevoluciones; hay disponibles un total de 9 opciones. También es posible hacer que los colores cambien de acuerdo a la marcha seleccionada, el régimen de rpm o (para la versión DCT) el modo de conducción.

Los modos “Eco y Shift” son opciones adicionales cuando se conduce con la pantalla ajustada a un solo color o (en la máquina DCT) ajustada al modo supeditado. El modo “ECO” cambia la luz de la pantalla a color azul si se está conduciendo con una buena eficiencia en el consumo de gasolina, y a verde si se está conduciendo de forma aún más económica. El modo “SHIFT hace cambiar el color a naranja si las rpm del motor exceden un nivel previamente establecido por el conductor.

La frenada está compuesta por un disco delantero de 320 mm de tipo lobulado, y detrás también un disco de tipo lobulado, en este caso de 240 mm. Ambos trenes utilizan un ligero ABS de dos canales con el que conseguimos la máxima seguridad de frenada bajo cualquier tipo de circunstancia.

Conducción

Una vez puesta en marcha, el indicador nos indica que está en “neutral”, en la piña derecha ponemos el botón en “D” y en el indicador de marcha engranada aparece el “1”, a partir de ahí simplemente hemos de dar gas, y la Integra irá cambiando sola de marchas, utilizando marchas más cortas o largas, dependiendo del modo automático que tengamos puesto.

Es como si llevases un scooter con variador, pero en lugar de un variador automático, utiliza marchas que la moto se encarga de aumentar o reducir dependiendo de si frenamos o damos gas.

Por ello hemos comentado en el principio de este artículo que la Integra incorpora lo mejor del mundo del scooter y también lo mejor del mundo de la motocicleta con marchas.

Por ciudad la Honda Integra pasa la prueba con sobresaliente, ya que a pesar de su envergadura se mueve fácilmente por el denso tráfico urbano, gracias al buen hacer de su motor, a unas aceleraciones realmente contundentes, buen radio de giro y buen funcionamiento de sus suspensiones y frenos.

Pero evidentemente la Honda Integra no es una motocicleta solo para ciudad, ya que su motor de 750 cc y sus 54 CV de potencia, nos ofrecen la posibilidad de poder utilizarla como motocicleta para todo.

Por autopista disponemos de una velocidad máxima de prácticamente 170 km/h, más que suficiente para poder desplazarnos a velocidades de crucero de más de 150 km/h.

El aplomo que nos ofrece la Integra con sus ruedas de 17”, nos permiten ir rápido por autopista sin oscilaciones en el tren delantero, aparte su parabrisas protege perfectamente del viento, dotándola de un elevado confort en la conducción.

Por carretera para tener buenas sensaciones lo mejor es utilizar el modo “S” a la mitad de sus posiciones, con ello se consigue que el cambio funcione con un ritmo ideal.

El cambio manual en el día a día, prácticamente no se utiliza, ya que cuando te acostumbras al cambio automático, este se convierte en un vicio por la comodidad que supone.

Con su chasis de estilo diamante, y la buena dosis de bajos y medios que emanan de su motor, podemos negociar las curvas con total tranquilidad, incluso en curvas rápidas la Integra no se viene abajo y mantiene el tipo por encima de los scooter de alta cilindrada, solo el Yamaha T-Max puede plantarle cara.

Con todo ello la Honda Integra se convierte en una arma imprescindible para los que necesiten una motocicleta apta para ir a trabajar diariamente, para el fin de semana o para viajar en vacaciones, ya que la Integra ofrece la comodidad de conducción de un scooter y las prestaciones dinámicas de una motocicleta convencional.

FICHA TÉCNICA
Motor: bicilíndrico en paralelo, 8 válvulas
Potencia: 54 CV. a 6.350 rpm
Cilindrada: 745 cc
Refrigeración: líquida
Alimentación: inyección electrónica
Tipo de cambio: 6 velocidades, transmisión de doble embrague
Suspensión delantera: horquilla de 41 mm con 120 mm de recorrido
Suspensión trasera: mono-amortiguador Pro-Link, 120 mm de recorrido
Neumático delantero: 120/70-17”
Neumático trasero: 160/60-17”
Freno delantero: disco estilo lobulado de 320 mm con ABS
Freno trasero: disco de estilo lobulado de 240 mm con ABS
Altura asiento: 790 mm
Peso en orden de marcha: 238 kg.
Precio: desde 9.400 euros

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies