Valentino Rossi descarta que los problemas de la Yamaha sean de chasis y admite que “la moto es buena”, pero necesita mejorar.

El Movistar Yamaha lleva 14 carreras sin ganar (desde Assen 2017). Muchos han sido los problemas que han anclado el rendimiento de la M1. Tras el GP de Francia, parecía que Valentino Rossi había encontrado algo. Aterrizan en Mugello, el GP de casa promete emociones fuertes a los fans del de Tavulia. El italiano es el piloto que más ha ganado en Mugello (7 triunfos). Dejadas atrás las preocupaciones en torno al chasis, el italiano apuntaba a otro aspecto.

“En Le Mans, históricamente la moto patina menos porque las curvas son cortas y el asfalto es bueno”, afirmaba el nueve veces campeón del mundo. “Cuando se dan esas dos condiciones, la electrónica es menos importante. Muestra que esta moto es buena, pero que tenemos que mejorar en algunas áreas (electrónica) que no son fáciles”.

No pierde la esperanza: “Llegar a Mugello relajados es mejor: era optimista para la carrera de Mugello, pero después del test vi que no era tan rápido como quería ser: tenemos que dar más este fin de semana. Creo en Yamaha, es un momento difícil también para ellos, pero yo tengo más prisa que ellos”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies