Esta curiosa marca fue fundada en 1938 por J. Laan a Tallin (Estonia), el nombre proviene de la palabra francesa “renard” que significa zorro y por tanto el logotipo original de la marca estaba formado por una cabeza de zorro.

Los primeros modelos fabricados por Renard, eran prácticamente bicicletas con motor Sachs de 98 cc. El gran problema de esta fábrica fué que al año de nacer dio comienzo la Segunda Guerra Mundial, y debido los devastadores bombardeos que sufrió la ciudad de Tallin en marzo de 1944, una bomba impactó directamente en la fábrica destruyéndola por completo.

Renard

De esta forma las Renard quedaron prácticamente en el olvido, pero en 2008 dos socios se unieron para hacer revivir la marca.
Esta nueva compañía que actúa también bajo el mismo nombre, quiere volver a instaurar la fabricación de motocicletas en Estonia, que fue interrumpida por la Segunda Guerra Mundial.

El primer prototipo fue presentado con gran éxito en la Feria Tecnológica de Hannover en abril de 2010 y el modelo que se presentó recibe el nombre de Gran Tourer Renard.
Las Renard actuales quieren ser totalmente diferentes del resto de marcas, ofreciendo un alto valor añadido en la tecnología utilizada en su fabricación.

La nueva Renard pertenece a dos socios Andrés Uibomäe y Kaarel Kivikangur, la empresa la fundaron en junio de 2008.
La Renard GT auna varios mundos, el del diseño, el tecnológico y el clásico.
Su diseño es realmente extasiante, y podríamos estar horas y horas admirándola sin que nuestros sentidos nos dijeran basta.

Pocas motocicletas pueden presumir de unas líneas maestras puras y un estilo tan minimalista, con la preciosa horquilla delantera con monoamortiguador central y un chasis monocasco que envuelve el motor con el asiento y porta-matrículas, prácticamente suspendidos en el aire.

Renard

Los guardabarros, tanto el delantero como el trasero, son cortos y nada estridentes, el mismo chasis sirve de depósito de gasolina y las llantas son de 5 radios.
El chasis monocasco esta realizado íntegramente en carbono y tiene un peso de tan solo 9 kilos, además de estar reforzado con kevlar para hacerlo muy resistente a las vibraciones y también a las posibles caídas.
Gracias al aumento de la sección transversal del chasis se ha conseguido un rigidez y precisión realmente increíbles.

El motor es un Moto Guzzi y le da el toque de clasicismo entre todo el despliegue de modernidad y nuevas tecnologias que emana la Renard.

El motor ofrece 123 CV de potencia a 7.100 vueltas y consigue un nada desdeñable velocidad máxima de 250 km/h., lo que unido a la reducción de las masas de rotación y el bajo centro de gravedad consigue que la Renard tenga una precisión de cirujano en las curvas y maniobras.
Sus creadores ya han recibido pedidos de todo el mundo, y tienen mucha gente interesada en la viabilidad del proyecto, tal y como ellos mismos dicen: “esperamos que la nueva Renard tenga una vida más larga que la original”.

FICHA TÉCNICA
Motor: Moto Guzzi V2 a 90º, 8 válvulas
Cilindrada: 1.326 cc
Alimentación: inyección electrónica
Distancia entre ejes: 1.450 mm
Ángulo de giro: 23,5º
Freno delantero: doble disco semi-flotante de 320 mm con pinza de 6 pistones monobloque
Freno trasero: disco semi-flotante de 220 mm, con pinza de 4 pistones monobloque
Neumático delantero: 120/70-17 ”
Neumático trasero: 190/55-17 ”
Altura asiento: 830 mm
Peso en vacío: 170 kilos

Renard Renard

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies