La Matchless G50 fue una moto de gran éxito entre los corredores privados.

Matchless en inglés significa insuperable, incomparable, y durante muchas décadas la marca inglesa fue digna de su nombre.

En 1948 la G45 fue sustituida por la Matchless G50, que por desgracia fue la primera y también la última moto de Gran Premio construida por la marca. La G50 fue concebida con la intención de hacer la competencia a Norton en el segmento de las motos de carreras vendidas a corredores privados.

El motor de la G50 era un monocilíndrico vertical, y tenía el cilindro y la culata de aleación ligera, con la caña revestida de fundición de hierro y el árbol motor en tres piezas soportado por rodamientos.

El diámetro y la carrera eran de 90×78 mm, con una cilindrada de 495,963 cc. La distribución era de dos válvulas en cabeza inclinadas y mandadas por un solo árbol de levas en cabeza con balancines de dos brazos con rodillo de deslizamiento.

El árbol de levas en cabeza tomaba el movimiento de una cadena vertical de rodillos, que conectaba el engranaje inferior encajado en una prolongación del árbol motor con el engranaje superior encajado en el extremo derecho del árbol de levas.

La cadena provista de un tensor de chapa de acero, estaba encerrada en un pequeño cárter de aleación ligera en el lado derecho del motor.

G50

Todos los órganos de la distribución estaban naturalmente encerrados en el cárter, pero una tapa permitía acceder con facilidad a los balancines y a los resortes de las válvulas. La alimentación se realizaba por medio de un carburador situado detrás del motor, con el tubo de admisión rectilíneo pero ligeramente inclinado hacia la lumbrera de admisión.

El motor de la Matchless G50 ofrecía una potencia de 50 CV a 7.200 vueltasE, potencia nada desdeñable en su época y que explica los repetidos éxitos obtenidos con esta motocicleta en manos de corredores privados.

El bastidor era de tubos con cuna continua doble y montaba horquilla delantera, mientras que la suspensión posterior era por basculante controlado por amortiguadores telescópicos hidráulicos, y con un colín aerodinámico que hacia las veces de guardabarros.

La Matchless G50 nunca consiguió alcanzar la fama de Norton, pero consiguió un notable número de éxitos, en el campeonato mundial de 1961 el corredor argentino Kissling gano el Gran Premio de Argentina con la G50, mientras que en 1962 Caldarella gano el Gran Premio de Argentina y Shepherd el de Finlandia.

Alan Shepherd acabo en 1962 y en 1963 segundo en la clasificación del Campeonato Mundial, por detrás de Hailwood con la MV Agusta.

Desgraciadamente a comienzos de los años sesenta ya había empezado el declive de la industria motociclista inglesa, y con ello también el de Matchless, y la firma tenía demasiadas preocupaciones financieras como para poder seguir desarrollando la G50.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies