El presidente del Grupo KYMCO anuncia el plan Ionex, la verdadera revolución de la movilidad eléctrica urbana mundial.

El presidente del cuarto fabricante mundial de motocicletas KYMCO, Allen Ko, ha desvelado este jueves, en la rueda de prensa internacional previa al 45º Salón de la Motocicleta de Tokio, la nueva revolución de la movilidad eléctrica urbana: el programa Ionex de KYMCO, con el que prevé dar solución a las barreras actuales de la movilidad urbana mundial y liderar esta nueva etapa.

Este plan contempla el lanzamiento de 10 nuevos vehículos y la creación de la red de estaciones de carga de baterías más extensa, con posibilidad de intercambio y alquiler de baterías en 20 países. Dicho plan se enmarca dentro de la decidida apuesta de la marca taiwanesa por la movilidad eficiente y sostenible y sobre el que gira un nuevo plan estratégico global a tres años, que prevé alcanzar un volumen de ventas de 500.000 unidades.

“El nacimiento del programa Ionex cumple el objetivo de ofrecer una solución completa de movilidad eléctrica para un consumidor, una empresa, una industria o la administración pública. KYMCO tiene el firme compromiso de ser un actor principal en este momento de transformación histórica de las herramientas de transporte personal”, ha subrayado Allen Ko.

Ionex Ionex Ionex

La atractiva propuesta Ionex se resumen en: scooters de diseño atractivo y cool (la batería, fruto de varios años de investigación, de solo 5 kilos deja de ser un condicionante en el diseño y un elemento complejo y pesado); recargas sin esperas (mientras se carga la batería, el vehículo permite seguir la marcha gracias a una batería interna que siempre se mantiene con carga); sin preocupaciones por la autonomía (hasta 200 kilómetros y con carga en el propio domicilio, en las estaciones de recarga Ionex –de carga rápida en una hora instalados en los concesionarios- y en puntos de recarga de establecimientos privados -sharing economy-) y con posibilidad de alquilar baterías extras) y una amplia infraestructura que permitirá a los Gobiernos dar el paso hacia la apuesta por la movilidad eléctrica. En la futura red de carga, se pondrán a disposición de los usuarios intercambiadores de baterías, de múltiples diseños, tamaños y capacidades: desde una estación de reducidas dimensiones para una empresa de logística o un uso comunitario, hasta un intercambiador de grandes dimensiones para una instalación en vías públicas o puntos de elevada concurrencia.

Ko ha presentado el primero de los 10 vehículos previstos, el MANY EV, un modelo enfocado a la movilidad urbana personal, que cuenta con dos baterías inteligentes y de alta eficiencia colocadas en el interior del suelo plano o plataforma. Para acceder a ellas, se abre una compuerta mediante un botón eléctrico en el manillar o desde un sensor de proximidad desde la base de recarga la batería.

Los sensores de la batería controlan su estado y diversas funcionalidades, entre otras, el emparejamiento con el vehículo. Es decir, la batería unida a un vehículo no se podrá usar en otro, ni intercambiarla en las estaciones. La batería queda completamente inutilizada. Además, consiguen optimizar el uso de la energía según la necesidad del conductor.

Otro del cuidadoso trabajo llevado a cabo se muestra por ejemplo en el diseño del cofre bajo el asiento, además de tener capacidad para un casco integral, único en su género, se añade su adaptación perfecta para transportar horizontalmente tres baterías, lo que permite aumentar la autonomía del vehículo hasta 200 km.

Ionex

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies