En 1967 Giacomo Agostini y Mike Hailwood, dos de los mejores pilotos de todos los tiempos, mantuvieron una lucha durísima hasta final de temporada.

El tiempo pasa muy deprisa, la tecnología avanza a pasos agigantados, pero hay cosas que no cambian: la superioridad de una marca sobre otra, la rivalidad entre pilotos o el clamor del público.

En 1967 Mike Hailwood era el primer piloto de Honda en la cilindrada de los 250 cc, 350 cc y 500 cc, ya que Brian Redman se había roto un brazo en la temporada anterior, hecho que acabaría con su carrera y Les Graham no formó parte del equipo japonés aquella temporada.

La Honda era muy potente pero tenía un chasis que parecía hecho de goma, su bastidor era tan malo que el propio Hailwood contactó con el experto británico Colin Lyster para ir juntos a Italia y construir un nuevo chasis, hecho que enfureció a la marca nipona.

A principios de temporada Hailwood se presenta con la Honda de 500 cc en el GP de Hockenheim, donde se pone líder de la carrera, pero se rompe el cigüeñal de su Honda y Agostini gana la carrera poniéndose líder con su MV Agusta.

En el TT de Man, la batalla entre Hailwood y Agostini fue épica, hasta que se rompió la cadena de la MV Agusta, y Hailwood ganó la carrera.

Giacomo Agostini

En Holanda Mike “The Bike” ganó con autoridad las categorías de 250 cc, 350 cc y 500 cc, aumentando su confianza y autoestima en el campeonato.

En Spa quedó segundo por detrás de Agostini, mientras que en Sachsenring, falló el motor de la Honda y Hailwood tuvo que abandonar. Hasta ese momento Agostini tenía 30 puntos en el campeonato de 500 cc y Hailwood 22 puntos, aparte en aquella época solo contaban los 6 mejores resultados.

En Brno Hailwood destrozó el récord del circuito pero en Finlandia por poco no se estrella contra un árbol, en el GP del Ulster el embrague de la MV Agusta se quemó dejando el camino libre a la Honda de Hailwood.

Monza era la carrera definitiva, Hailwood impuso un ritmo infernal que lo llevo a doblar a todos los participantes excepto a Agostini en la 9ª vuelta, dejando al italiano a más de 10″, pero cuando faltaban 3 vueltas para el final, se dobló el cigüeñal de la Honda, acabando con las aspiraciones de Mike Hailwood de ganar el Mundial de los 500 cc en 1967.

En 1968 Honda se retiró del mundo de la competición, y Mike Hailwood no volvió a subir en una moto de Gran Premio.

Mike Hailwood

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies