Las primeras fotografías que llegaron a Europa de la nueva Honda 250 cc tetracilindrica que la marca japonesa estaba preparando para el mundial, hicieron reír a las marcas europeas, sobre todo porque a nivel estético, fue considerada horrible para la época, todo y que más tarde se dieron cuenta que habían infravalorado aquel patito feo.

La Honda 250 cc tetracilíndrica había sido proyectada por el ingeniero K. Kawashima, al que Soichiro Honda encargó el proyecto de una 250 cc de Gran Premio.La moto estaba directamente derivada de las 125 cc bicilíndricas que habían participado sin mucho éxito en el Tourist Trophy de 1959.

La 250 cc tenía 4 cilindros en linea con un diámetro de 44×41 mm, que representaban una cilindrada unitaria de 62,31 cc y una global de 249,24 cc.
La distribución era de cuatro válvulas en cabeza paralelas por cilindro, el motor daba una potencia de 35 CV a 14.000 vueltas, un régimen de giro muy elevado para la época.

El bastidor era de viga central con el motor suspendido, la horquilla delantera de bieletas inferiores oscilantes y la suspensión trasera con doble amortiguador, además tenía un amortiguador de dirección desde la horquilla a la culata del motor.

Los neumáticos eran del tipo utilizados en carreras de “Speedway”, ya que en japón en aquella época tan sólo existía un circuito con el suelo de ceniza.

De todos modos la Honda 250 cc tetracilíndrica que llegó a Europa en 1960 ya estaba bastante mejorada respecto a la primera versión de 1959, por ejemplo los cilindros estaban inclinados hacia delante un 30º, el encendido por magneto había sido sustituida por el de batería y la distribución había sido modificada, adoptando una cascada de engranajes en lugar del árbol vertical.

La horquilla delantera era telescópica y los amortiguadores traseros también habían sido mejorados. La potencia declarada llegaba hasta los 40 CV a 13.000 vueltas y la motocicleta siempre consiguió buenas posiciones en las carreras.

Para el año siguiente montaba un cárter más pequeño, y se volvió al encendido por magneto, mientras el bastidor sufrió una profunda remodelación.
La estructura de monoviga central fue sustituida por un doble cuna superior que en la parte posterior, se curvaba hacia abajo, rodeando el cárter del cambio.

La palanca del cambio estaba en este modelo a la derecha en lugar de la izquierda para favorecer a los pilotos británicos, acostumbrados a cambiar con el pie derecho. La potencia para este modelo de 1961 aumentó 3 CV, llegando a los 43 Cv de potencia.

Así la Honda 250 cc tetracilíndrica se impuso aquel año en el Gran Premio de las Naciones de Monza con Redman, Hailwood ganó el Tourist Trophy inglés, el Gran Premio de Holanda, Suecia y el de la Repulica Democrática Alemana, mientras que Phillis se impuso en el Gran Premio de Francia y Argentina, Takahashi en el Gran Premio de Alemania Occidental y McIntyre en el Gran Premio del Ulster en Irlanda.
En total ganó 10 carreras de las 11 que se componía el mundial, lo que evidentemente le aseguró el título de marcas y también Hailwood ganó el título de pilotos situándose detrás de él, los también pilotos de la Honda 250, Phillis, Redman, Takahashi y MacIntyre.

La Honda 250 cc tetracilíndrica demostró que era una moto rapidísima, ya que en el circuito de Hockenheim consiguió el récord de vuelta rápida a una media de 189,570 km/h.

En 1962, la Honda 250 no tuvo cambios importantes, sólo el motor estuvo revisado para conseguir llegar hasta los 50 CV, 7 CV más que el modelo del año anterior.
Ese año ganó con Redman el Gran Premio de las Naciones, el de Francia, Alemania, Holanda, España y la República Democrática Alemana, con Minter, McIntyre y Robb en el Tourist Trophy. en Bélgica y el Ulster.

Como en el año anterior 10 victorias de 11 posibles y el título para Redman, el subtítulo para McIntyre y el cuarto lugar para Phillis.

En ese mismo año Honda quiso también participar en la categoría de los 350 cc, y preparó una 250 cc con el motor ampliado a 47×41 mm que representaba una cilindrada unitaria de 71.076 cc y una global de 284,38 cc, con una potencia de 49 CV a 14.000 vueltas y una velocidad de 230 km/h.

Poco después fue sustituida por otra versión de 49x45mm que ya representaba una cilindrada de 339,26 cc., la potencia era de 50 CV 12.500 vueltas y la velocidad superaba los 230 km h.

Así en 1962 la Honda 350 cc tetracilíndrica ganó con Redman el Gran Premio de las Naciones, el de Holanda, del Ulster y de la República Democrática Alemana, mientras que Robb ganó el Gran Premio de Finlandia. En total 5 de 6 Grandes Premios consiguiendo el título de marcas y el de pilotos por Jim Redman.

En 1963 el mundial se le complicó ea la Honda 250 cc tetracilíndrica, por la oposición de Yamaha y sobre todo por la Morini monocilíndrica con la que Provini ganó 4 Grandes Premios por delante de las tetracilíndricas japonesas.

Aún así el título volvió a manos de Honda y de Redman, que aunque sólo consiguió 2 victorias, estuvo asiduamente en el podio.

En cambio en el mundial de los 350 cc, Honda y Redman consiguieron ganar 6 carreras de las 8 que constaba el campeonato y por tanto se llevaron el título de marcas y el de pilotos nuevamente.

Para 1964, la Honda 250 cc siguió prácticamente igual, mientras que la 350 cc presentó un modelo con un nuevo motor que conseguía 55 CV de potencia a 14.000 vueltas y que ya superaba los 240 km/h.

Con esta moto Redman consiguió de nuevo ganar el título de marcas como el de pilotos. De todas formas todo empezaba a cambiar y Honda ya se dio cuenta que a sus 250 cc y 350 cc tetracilíndricas ya se les había acabado el reinado.

Mike Hailwood

Taveri

McIntyre

En total desde su aparición en 1960 la Honda tetracilíndrica de 250 cc había conseguido 3 títulos mundiales de marcas y 3 de pilotos, y con su hermana de 350 cc también se lograron 3 títulos mundiales de marcas y 3 de pilotos.

A parte en 1962 una Honda tetracilindrica de 250 cc con un pequeño sidecar, consiguió récords mundiales en distancias largas y con la misma moto Florian Camathias se presentó en Monza en noviembre de 1962 y en la distancia de 100 kilómetros alcanzó la media de 192.082 km/h estableciendo una marca válida para la categoría de 350 cc con sidecar.

A pesar de la sonrisa inicial que las Honda tetracilindricas de 250 cc y 350 cc. provocaron en los fabricantes europeos, lo cierto fue que demostraron todo el poder del Imperio del sol naciente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies