BMW G 310 R
POTENCIA8.1
ERGONOMIA8.7
ACABADOS8.6
SUSPENSIONES8.6
MOTOR8.8
FRENOS7.4
8.4Nota Final

La BMW G 310 R representa la puerta de entrada al universo de la marca germana, una roadster deportiva de alto rendimiento.

Con la G 310 R, BMW se adentra en el terreno de las motocicletas de menos de 500 cc con un modelo realmente atractivo y que viene dispuesto a enamorar a un gran tipo de usuarios.

Con una estética parecida a la BMW S 1000 R, la G 310 R no deja indiferente, dispone de un diseño realmente compacto y minimalista, exhumando deportividad por todos sus poros y convirtiendo a la BMW G 310 R en un modelo de gran belleza técnica.


Motor


El motor es un monocilíndrico de 4 tiempos y 313 cc, con 4 válvulas, doble árbol de levas, alimentado por inyección electrónica y refrigerado por líquido que ofrece una potencia de 34 CV a 9.500 rpm.

Potencia de 34 CV a 9.500 rpm

El propulsor llama la atención por su grado de inclinación hacia atrás, con un bloque tipo “open-deck”, culata con giro de 180º, con lo que la admisión pudo colocarse en su parte delantera.

Su velocidad máxima es de 143 km/h y dispone de un liviano consumo de 3,3 l/100 km conforme al WMTC.

Este motor es una verdadera bomba con una subida rapidísima de revoluciones en cualquier marcha, pidiendo siempre más gas y haciendo subir la adrenalina en nuestro cuerpo.

A pesar de ser un monocilíndrico dispone de unas vibraciones bastante contenidas que no se hacen molestas en ningún momento, pero lo que más sorprende de este motor no es solo su capacidad para acelerar rápida y fulgurantemente, sino también su gran capacidad de tracción, lo que unido a un peso de la motocicleta de 158,5 kg. hace que la diversión esté realmente asegurada en todo momento.


Suspensiones y Frenos


Buen funcionamiento de sus suspensiones, con una horquilla invertida delantera con barras de 41 mm de diámetro, y detrás un monoamortiguador con el basculante realizado en aluminio fundido.

Lo que no nos ha acabado de convencer es su freno delantero que a pesar de disponer de un disco de 300 mm de fijación radial y pinza de 4 pistones, no dispone de esa frenada deportiva que con solo 1 dedo ya detienes la moto, sino que para conseguir una buena frenada tienes que apretar con contundencia la leva, en cambio el freno trasero de 240 mm cumple perfectamente su función, ambos trenes disponen de ABS de serie.

Perfecto su chasis compuesto por una estructura de acero atornillado con el motor autoportante y el subchasis tubular de acero, no flexa en ningún momento y ofrece una total seguridad en conducción deportiva.

De alabar son sus pegajosos neumáticos en medidas 110/70-17” delante, y 150/60-17” detrás, montadas en llantas de 5 radios de aluminio fundido.

El cuadro de instrumentos está compuesto per una gran pantalla multifuncional que ofrece la información de reloj horario, indicador de marcha engranada, velocímetro, tacómetro, temperatura del refrigerante, nivel de combustible e indicador de autonomía, consumo instantáneo…

Solo disponemos de caballete lateral con conmutador de corte, el sistema de escape es de acero inoxidable y el piloto trasero es de Led.

El asiento de serie en la BMW G 310 R dispone de una altura de 785 mm, pero opcionalmente existe una variante más baja de 770 mm y otra más alta de 880 mm, con ello BMW quiere llegar a todo tipo de usuario, desde el público femenino hasta pilotos altos.


Conducción


Perfecta la posición de conducción, con nuestro cuerpo integrado en la compacta línea que nos ofrece la BMW G310 R.

Cuando la ponemos en marcha ya denotamos desde el principio que no se trata de una tranquila monocilíndrica de paseo, sino que la G 310 R nos pide guerra desde el primer momento.

La fulgurante subida de vueltas de su propulsor, conjuntamente con un cambio rápido y preciso, y el bronco bramido que emite su escape, despiertan de inmediato ese espíritu racing que todos llevamos en nuestro interior.

La agilidad de su chasis nos permite hacer los cambios de trayectoria intuitivamente y sin ningún tipo de esfuerzo.

Gracias a su diseño compacto, es un modelo que puede ser utilizado para nuestros desplazamiento diarios, ya que su buena aceleración y bajo consumo, nos permiten movernos por el denso tráfico urbano, con gran agilidad y comodidad.

Pero donde realmente disfrutaremos de la conducción de la BMW G 310 R es en carreteras reviradas, donde podremos exprimir su motor y sacarle el máximo jugo a su geometría y pegajosos neumáticos.

En carreteras donde la potencia no sea lo más importante, la BMW G 310 R es capaz de sacar los colores a motocicletas de más cilindrada, haciendo de nuestras salidas una fuente de pura diversión.

La BMW G 310 R nos ha convencido totalmente, solo queda un poco penalizada por el tacto del freno delantero, pero en conjunto es un modelo que brilla con luz propia.

FICHA TÉCNICA

Motor: monocilíndrico, 4 tiempos, 4 válvulas
Diámetro por carrera: 80×62,1 mm
Cilindrada: 313 cc
Potencia: 34 CV a 9.500 rpm.
Velocidad máxima: 143 km/h.
Neumático delantero: 110/70-17”
Neumático trasero: 150/60-17”
Freno delantero: disco de 300 mm, pinza de 4 pistones de fijación radial, ABS
Freno trasero: disco de 240 mm con pinza flotante, ABS
Peso en vacío con depósito lleno: 158,5 kg.
Altura asiento: 785 mm
Dimensiones (longitudxanchuraxaltura): 2.005x820x1.080 mm
Precio: 5.200 euros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies