KTM ha dado a conocer su segunda generación del modelo Freeride E-XC 2018 en el Red Bull Hangar-7 en Salzburgo, Austria, presentando también sus futuros planes para el segmento de la movilidad eléctrica.

La potente y ágil KTM FREERIDE E-XC es ahora aún mejor. Propulsada por un avanzado motor eléctrico con una potencia máxima de 18 kW montado en un rediseñado chasis de tipo compuesto que proporciona una mejor estabilidad, esta motocicleta eléctrica ahora se beneficia de un 50% más de capacidad en su nueva batería KTM PowerPack, que ofrece hasta 1 hora y media de utilización de la moto con una sola carga de la misma.

La nueva KTM FREERIDE E-XC también se beneficia ahora de la recuperación de energía, aprovechando la inercia de las pendientes en bajada o de la fase de frenada, ganando así una autonomía adicional. Además, esta batería incluye un programa de carga rápida y garantiza el 70 % de su capacidad inicial tras 700 ciclos de carga.

Además, esta ligera moto eléctrica incorpora una nueva horquilla delantera invertida WP Xplor 43 con una sensibilidad mejorada, así como un nuevo amortiguador WP PDS XPlor, con una progresividad y opciones de ajuste mejoradas.

La KTM FREERIDE E-XC dispone de tres modos de pilotaje: Economy, Enduro y Cross. Su sencillo funcionamiento, sin embrague ni palanca de cambio, y la confianza que inspira su baja altura de asiento de poco más de 900 mm, en combinación con su extrema agilidad todoterreno, la configuran como la moto eléctrica definitiva para todo tipo de pilotos, desde principiantes hasta los más experimentados.

Una atractiva nueva carrocería con espectaculares gráficos, formas y colores, un nuevo tablero de instrumentos y una llave de contacto reposicionada son otras de las ventajas añadidas con respecto al modelo anterior. Cumpliendo con los requisitos del permiso de conducción A1, con un producción cero de emisiones en marcha y una mínima contaminación acústica, las posibilidades son infinitas para la ultra-divertida KTM FREERIDE E-XC.

FREERIDE E-XC

La KTM FREERIDE E-XC no ofrece tan solo importantes ventajas ambientales, también el coste de funcionamiento de esta divertida moto es muy reducido comparado con el de una motocicleta equivalente convencional de combustión. Cargar completamente la batería KTM PowerPack de la KTM FREERIDE E-XC cuesta menos de 80 céntimos de € (a un precio de 20 céntimos/kW x 3,9 kW) y con respecto a la KTM FREERIDE 250 F, el coste del combustible para 1,5 horas de marcha sería de aproximadamente cuatro o cinco veces más.

Esta última motocicleta eléctrica de KTM es parte de un compromiso a largo plazo de e-movilidad, que comenzó hace más de 10 años en el Departamento de I+D de KTM ubicado en Mattighofen, Austria. La marca austriaca tiene prevista una completa gama de máquinas de cara al futuro, incluyendo una e-mini y un e-scooter, así como ampliar su asociación con PEXCO con una nueva posibilidad de producir productos puente (crossover) en el sector de la bicicleta. La visión es clara, y de cara a 2025, KTM aumentará su énfasis en máquinas desde 250 W a 11kWh, según las necesidades del mercado y la eficiencia.

FREERIDE E-XC

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies