Dentro de la extensa historia de la competición en motocicleta, la categoría de los 175 cc es de las más olvidadas.

La categoría de los 175 cc nació en 1926 y fue válida para la categoría senior del Campeonato de Europa, siendo abolida a finales de 1934, volvió a aparecer en 1954 y desapareció definitivamente en 1956, para dejar lugar a la también extinta categoría de los 350 cc.
En la corta historia de la categoría de los 175 cc, la marca Mondial escribió una de las página más brillantes de su historia con sus motores monocilíndricos bi-árbol.
Las Mondial de competición de 175 cc vieron la luz en 1953, cuando la marca milanesa decidió derivar de su 125 cc de Gran Premio de doble árbol de levas en cabeza, primero una 125 cc mono-árbol y más tarde una 175 cc también mono-árbol, destinadas ambas a las competiciones de larga duración y a las competiciones no incluidas dentro de los Grandes Premios.
El motor de la Mondial 175 cc, tenía un diámetro por carrera de 62×57,8 mm, lo que equivalía a una cilindrada exacta de 174,413 cc.
El clindro y la culata eran de aleación ligera, mientras que la relación de compresión era de 9,5:1, la distribución se realizaba mediante dos válvulas, con un árbol de levas en cabeza.

mondial-175
La alimentación corría a cargo de un carburador con un difusor de 28 mm y el motor obtenía una potencia de 18 CV a 9.500 vueltas, siendo la velocidad máxima de 150 km/h.
El cambio era de 4 velocidades y el embrage un multi-discos en baño de aceite, con la transmisión secundaria por cadena.
Su chasis, un doble cuna, con la horquilla delantera telescópica y la suspensión trasera por doble amortiguador.

La Mondial 175 vio la luz en 1953

La frenada quedaba encargada a frenos de tambor de 180 mm en ambas ruedas y el peso en vacío de la motocicleta era de tan solo 100 kilos.
La nueva Mondial de 175 cc debutó en la Volta Motociclista a Italia de 1953, con un comienzo prometedor, ya que ganó varias etapas y no consiguió la victoria final víctima de la mala suerte.
Para 1954, Mondial mejora esta motocicleta y contrató como piloto a Tarquinio Provini, que en esa época estaba comenzando su carrera, y con solo 20 años, Provini consiguió llevar a la Mondial 175 a la victoria absoluta en la Volta Motociclista a Italia de aquel mismo año.
Provini gano la Volta Motociclista a una media de  100,170km/h, una velocidad muy notable para una 175 cc de aquella época, recorriendo un total de más de 3.000 km.
Mientras el 10 de junio de 1954, Remo Venturi, confirmó las cualidades de velocidad y resistencia de la Mondial 175, ganando la Milán-Tarento, a una media de de 96,901 km/h, superando a les 250cc y 500 cc.

Mondial 1955

Mondial 1955

La Mondial 175 mono-árbol, no tan solo era una motocicleta rápida para aquella época, sino que también disponía de una gran fiabilidad mecánica.
En 1955 Mondial preparó la 175 cc bi-árbol, con el cambio de marchas de 5 velocidades y una potencia de 22 CV a 10.000 rpm.
De esta motocicleta se realizaron 2 versiones, una que llamaron “Sport”, sin carenado y con una velocidad máxima de 165 km/h, y la otra llamada de “Gran Premio”, con carenado completo envolvente y una velocidad máxima de 180 km/h.
En abril de 1955, Mondial, decidió probar suerte en el Mundial de los 250 cc, subiendo su 175 cc algunos centímetros cúbicos.
El piloto encargado de su debut fue Tarquinio Provini, y con la Mondial 175 bi-árbol ampliada, consiguió la victoria en la Copa d’Or Shell que se disputó en el circuito de Santerno en Imola, por delante de las auténticas 250 cc como la MV Agusta de Franzosi.
Para conseguir esta sorprendente victoria, Mondial hizo valer el peso inferior y la gran agilidad de la que disponía la Mondial 175, frente a las más potentes, pero también más pesadas y menos manejables 250 cc.
Con esa misma moto Provini gano en 1956 el Campeonato Italiano Senior en la categoría de los 250 cc, pues la Mondial 175 ya alcanzaba los 200 km/h.
La última versión de la Mondial 175 monocilíndrica, llegó en 1957, esta motocicleta estaba destinada a las competiciones de Fórmula 2, y aunque logró conseguir buenos resultados, Mondial decidió dejar la competición a finales de 1957.
El gran mérito que se le puede atribuir a esta Mondial 175, es la herencia que dejó, pues a partir de entonces todas las 250 cc de competición no se inspiraron más en las pesadas 500 cc, sino en las ligeras y manejables 125 cc, consiguiendo que la categoría de los 250 cc se convirtiese en una de las más competidas.

mondial-175-2

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies