Hanway X-Ray 125 | Supermoto de ciudad
Potencia7
Ergonomía6.9
Acabados7.2
Suspensiones8
Motor7.3
Frenos9.6
7.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
9.7

La X-Ray 125 es un paso más de Hanway, para ofrecernos una supermotard en versión de 125 cc.

Hanway poco a poco se va implantando en nuestro mercado, gracias sobretodo al buen hacer de Motorien, su distribuidor en España, que es toda una garantía en cuanto al servicio post-venta y recambios.
Una de sus principales novedades para esta temporada es la X-Ray en versiones de 50 cc dos tiempos y 125 cc, esta última ya con mecánica de 4 tiempos.
Su motor es monocilíndrico de 4 tiempos, refrigerado por aire y alimentado por carburador que ofrece una potencia de 10,19 CV a 8.500 vueltas, una potencia algo justa, para su parte ciclo que es realmente fantástica.
La primera marcha es muy corta, herencia del off-road, mientras que en las demás ya encontramos una buena elasticidad, aunque como buena 125 cc para obtener un buen rendimiento del motor, hemos de exprimir el mismo en todas las marchas para conseguir un buen resultado.
Gracias a sus marchas cortas, disponemos de mejores arrancadas que las 125 cc de carretera, aunque por el contrario disponemos de una velocidad máxima de unos 110 km/h de marcador.

foto4
Es un motor que funciona muy bien tanto para ciudad como para salidas por carretera, ofreciendo un rendimiento bueno en cualquier tipo de conducción, solo le hemos de achacar sus vibraciones, que sin ser moletas, si que están presentes en todo momento.
Su aspecto es de sobresaliente, con aspecto de motocicleta de más cilindrada, el grafismo está centrado en presentar la máxima deportividad, con unas gráficas muy agresivas combinando el color blanco, con el azul y el rojo.
Las suspensiones son de buena calidad con una gran horquilla invertida delante y un monoamortiguador regulable detrás.
Otro de los puntos fuertes de una supermotard es la frenada y en ese aspecto la X-Ray 125 no ofrece dudas, delante encontramos un disco lobulado de gran tamaño (300 mm) y detrás un disco también lobulado de 220 mm, ambos asistidos por latiguillos metálicos, que le confieren una potencia de frenada envidiable.
El rígido chasis es también una de sus claves, ya que ofrece una rigidez impresionante en todo momento, consiguiendo una conducción deportiva a toda prueba.

Potente frenada con discos lobulados

Por lo que hace a la posición de conducción, la X-Ray 125 es evidentemente alta y con su altura de asiento de 830 mm, ya nos demuestra que según nuestra altura llegaremos justitos con los pies en el suelo.
El asiento sube por encima del depósito para ofrecernos una posición de conducción adelantada, típica de las supermotard, aunque es lo suficiente largo como para poder llevar pasajero sin ningún problema.
El cuadro de instrumentos es enteramente digital y dispone de cuentarevoluciones, odómetro y trip, velocímetro, reloj horario e indicador de nivel de batería, si encontramos a faltar un indicador de nivel de combustible, pues hemos de estar atentos, ya que la reserva se pone manualmente desde el mismo grifo de gasolina, un sistema bastante anticuado para los tiempos que corren.

foto3
El starter también es manual y se encuentra situada en el lado izquierdo del manillar, aunque realmente solo lo utilizaremos en invierno.
La arrancada es 100% eléctrica, y una vez en marcha el pequeño motor emite un buen sonido, gracias al escape tipo “megáfono” que utiliza de serie.
Las marchas y el embrague disponen de un accionamiento muy suave y aunque como hemos comentado anteriormente la primera es muy corta, hemos de engarzar una tras otra para obtener un buen rendimiento del pequeño monocilíndrico.
Buenas sensaciones por ciudad, gracias a la buena parte ciclo que dispone, y también un extra de seguridad con sus neumáticos en medidas 110/70-17” delante y 130/70-17” detrás.
Por salidas en rondas podemos ir perfectamente a la velocidad marcada por la DGT, mientras que por carretera el motor debido a una potencia un poco escasa, nos penaliza frente a la competencia.
En resumen la X-Ray 125 es una excelente supermotard de 125 cc, con una parte ciclo y frenada de primera, un precio reducido y un buen motor que solo queda penalizado por una potencia algo escasa y por las vibraciones.

foto1

FICHA TÉCNICA
Motor: monocilíndrico, 4 tiempos
Potencia: 10,19 Cv a 8.500 vueltas
Cilindrada: 124 cc
Refrigeración: aire
Alimentación: carburador
Neumático delantero: 110/70-17”
Neumático trasero: 130/70-17”
Peso en seco: 110 kg
Altura asiento: 830 mm
Precio: 2.395 euros (2.195 euros en promoción)

foto5

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies