La historia de las Garelli 125 cc bicilíndricas, empieza a finales de 1981 cuando Minarelli decide retirarse de la competición y ceder su sección de competición a Garelli.

Las Minarelli diseñadas por Jorg Moeller y pilotadas por el español Ángel Nieto eran imbatibles, ya que habían conseguido 3 títulos mundiales consecutivos de 125 cc desde 1979 a 1981.
Garelli sustituyó el chasis de tubos de las Minarelli por un monocasco de aluminio con función autoportante y el depósito de gasolina incorporado en el mismo chasis, todo ello diseñado por Jan Thiel.

Las Garelli bicilíndricas

La distancia entre ejes era de 1.260 mm, las suspensiones eran de Marzocchi, con una horquilla telehidráulica de 32 mm delante, y detrás un doble amortiguador de gas regulables en compresión y extensión.
La frenada se realizaba por un doble disco delantero de 220 mm y detrás un disco de 210 mm con las bombas y pinzas fabricadas por la italiana Brembo.
El motor era es mismo que utilizaba la Minarelli, un biciíndrico inclinado hacia delante en 35º, refrigerado por líquido, con unas medidas de 44×41 mm, y una cilindrada total de 124,62 cc.
La relación de compresión era de 14:1 y la alimentación corría a cargo de dos carburadores Dell’Orto de magnesio con un difusor de 29 mm. El cambio de 6 relaciones y el embrague multidisco en seco.

Garelli 125 bicilíndricas

Garelli 125 bicilíndricas

Las Garelli consiguieron mejorar el rendimiento del motor, pasando de los 44,5 CV a 13.600 vueltas que ofrecía el motor Minarelli, a los 46,9 CV a 14.600 rpm.
La aerodinámica también fue mejorada gracias a la colaboración con el ingeniero Valentini, que estuvo probando y afinando el carenado de la Garelli en el túnel del viento de la Fiat.
El trabajo aerodinámico realizado fue extremadamente cuidadoso, no tan solo a nivel de carenado, sino que también se controló el flujo del aire sobre las ruedas y de la circulación del aire en el interior del carenado, zona del radiador y carburadores.
De esta forma se consiguió el perfil idóneo del carenado y gracias a ello, la moto corría de 10 a 12 km/h más, y no tan solo ganaba velocidad máxima, sino que al cambiar de marchas se perdían 300 rpm. menos.
La Garelli 125 salió a pista en 1982, con los nuevos colores rojo y negro, y pilotada por Ángel Nieto, consiguió el Mundial de los 125 cc sin ningún problema, aunque el Mundial de Marcas fue a parar a manos de MBA.
En 1983, presentó modificaciones en el carenado para mejorar la alimentación de los carburadores, con dos pequeñas tomas de aire en la parte baja del carenado.
Se montaron también neumáticos de 16″ para mejorar la agilidad de la motocicleta y disminuir el peso en las ruedas, aparte se utilizaron unos nuevos discos de freno con las pinzas fabricadas en fibra de carbono.

Garelli 125 colores Team Italia

Garelli 125 colores Team Italia

De esta manera Garelli ganó su 2º título Mundial consecutivo, también pilotada por Ángel Nieto, aparte se llevaron también el Mundial de Marcas.
En 1984 y siempre evolucionada por Jan Thiel, la Garelli 125 bicilíndrica, consiguió un equilibrio perfecto, con una nueva aerodinámica estudiada en esta ocasión, en el tunel del viento de Pininfarina, el bastidor monocasco se hizo más rígido y se consiguió el tercer título Mundial consecutivo de 125 cc, también gracias a Ángel Nieto.
En 1985, Ángel Nieto pasó a pilotar la 250 cc de la marca, mientras que las 125 cc fueron pilotadas por Fausto Gresini y Ezio Gianola, las motos adoptaron el color del Team Italia, según la voluntad de la Federación Motociclista Italiana.
La moto prácticamente no se mejoró, ya que era casi perfecta y no tenía rival en pista, simplemente se mejora la curva del par motor, el ángulo de dirección pasó de 27,5º a 26º, y para mejorar la estabilidad en las rectas, se adoptó un amortiguador de dirección.
En 1985, la Garelli 125 ganó un nuevo título Mundial pilotada por Fausto Gresini.

Ezio Gianola

Ezio Gianola

Luca Cadalora pilotando la Gerelli en 1986

Luca Cadalora pilotando la Gerelli en 1986

Para 1986 la Garelli 125 consigue un nuevo Mundial, esta vez pilotada por el gran Luca Cadalora, y en 1987 nuevo título pilotada por Fausto Gresini.
En 1988 Garelli no partició en el Mundial, no por falta de competitividad de la moto, sino por la nueva reglamentación que solo permitía participar en el Mundial de 125 cc a motocicletas monocilíndricas, dejando fuera del campeonato a las bicilíndricas.
Cuando la Garelli 125 se retiró del Mundial, tenía en su haber 6 títulos Mundiales de 125 cc, ganados consecutivamente desde 1982 a 1987, con 51 victorias en Grandes Premios que demostraron la validez de una motocicleta que mientras estuvo en pista, no tuvo rival.

Garelli 125 de 1982

Garelli 125 de 1982

 

 

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies