Royal Enfield Continental GT | Auténtica
Potencia6.3
Ergonomía8.1
Acabados8.4
Suspensiones7.8
Motor8.8
Frenos7.5
7.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
0.0

Royal Enfield sigue dando en la diana con sus modelos, ahora le toca el turno a la Continental GT, una joya para los amantes de las Café Racer.

Realmente es difícil hoy en dia conseguir una moto que tenga todo el regusto de aquellas motocicletas inglesas de finales de los ’50, y más difícil todavía el conseguir una verdadera Café Racer.
Este nombre se acunó en Inglaterra cuando los jóvenes “rockers” buscaban convertir sus motos en más rápidas que ninguna, a esas preparaciones se les puso el nombre de Café Racer, ya que la mayoría de ellas se reunían en el Ace Café de Londres.
Las Café Racer eran motocicletas personalizadas para conseguir mejorar al máximo las prestaciones, se las aligeraba de peso, se utilizaban semi-manillares, los depósitos de gasolina eran largos y estrechos, se mejoraban frenos y en muchas ocasiones el chasis también era modificado.

Auténtica Café Racer

Bajo estas premisas los fabricantes hindús de Royal Enfield han creado la Continental GT, una motocicleta que te va a entrar por los ojos con sólo verla.
Diseño
Su diseño es realmente espectacular, estando totalmente a la altura de la Triumph Thruxton en ese aspecto.
En primer lugar los colores elegidos son realmente preciosos, tanto en color negro, como en rojo o en amarillo la Continental GT es muy llamativa.

royal3 royal2
Las ruedas son de radios, el depósito es largo y estrecho, así como el fantástico asiento monoplaza que acaba en un colín totalmente redondo, siendo su tapizado de muy buena calidad.
El asiento es cómodo aunque quizá demasiado estrecho en cuanto llevamos recorridos unos cuantos kilómetros, esa estrechez nos pasa factura.
Los guardabarros siguen el diseño clásico de la Continental GT, aunque son de plástico, es cierto que son menos auténticos que los metálicos, pero también pesan menos y rebajan costes. Los dos amortiguadores de gas Paioli, le dan un toque realmente racing a la motocicleta.
El cuadro de instrumentos está compuesto por dos relojes analógicos, velocímetro y cuentavueltas, encontramos en el velocímetro una pequeña pantalla digital que nos indica el nivel de gasolina, kilómetros totales y doble parcial.
Los semi-manillares están muy bien conseguidos, son de buenas dimensiones y al estar situados por encima de la tija de dirección, consiguen que nuestras muñecas no se carguen demasiado en la conducción.

royal7
La calidad del acabado de toda la motocicleta es bastante buena, con toda la pletina de la dirección en anodizado, partes del motor cromadas, doble bocina de gran sonoridad, tapas laterales de buen encaje, caballete lateral y central, pequeña asa- agarradero para poder subir y bajar la moto del caballete central, faro cromado de grandes dimensiones, escape cromado racing…
Mención aparte merecen los pequeños retrovisores con un diseño realmente espectacular, que le sientan de maravilla a este especial modelo de Royal Enfield.
Motor
En cuanto al motor es un monocilíndrico de 4 tiempos, refrigerado por aire y con inyección electrónica, que dispone de una cilindrada de 535 cc y una potencia de 29,1 CV a 5.100 vueltas.
Se nota que la marca ha trabajado en este motor para que fuese el más potente que mueve a sus modelos y esos 2 CV de diferencia con los otros modelos de la marca se notan y mucho.
Aparte el recorrido de la palanca de cambio se ha reducido frente al de los otros modelos de la marca, y se consigue mucha más precisión en el cambio de las marchas.
El estárter es manual, aunque solo es preciso utilizarlo cuando la moto está muy fría, le damos al botón de arranque y la Continental nos obsequia con una auténtica melodía.
El nivel sonoro que emite su escape es elevado, sobre todo cuando vamos cambiando marchas una tras otra y el inequívoco rugir del “mono” se hace patente en toda su gama de revoluciones.
Las marchas quedan muy bien escalonadas y aunque solo disponemos de 29,1 CV de potencia, la diversión que ofrece la Continental GT es realmente alta, sobretodo en carreteras reviradas, donde el chasis megarígido fabricado por Harris, hace que podamos disfrutar al máximo de las curvas.

royal4
Por ciudad se desenvuelve muy bien, por su agilidad, peso contenido y los bajos de su estupendo motor, aparte que en todos los semáforos seremos el centro de atención del resto de motoristas y también de muchos automovilistas.
Si queremos conducir por autovía o autopista podemos perfectamente ir a 120 km/h, aunque no es muy conveniente pasarla de esa velocidad para no forzar su motor.
La frenada está firmada por Brembo con un disco delantero de 300 mm y el trasero de 240 mm, y sin ser una maravilla, si que es totalmente válida para la potencia de su motor.
Con la Royal Enfield Continental GT, puedes tener una Café Racer a un precio realmente asequible, olvidándote de caras preparaciones, teniendo además un verdadero monocilíndrico de origen inglés.

FICHA TÉCNICA
Motor: monocilíndrico
Tipo: 4 tiempos
Cilindrada: 535 cc
Refrigeración: aire
Alimentación: inyección electrónica Keihin
Diámetro por carrera: 87×90 mm
Potencia: 29,1 CV a 5.100 rpm
Neumático delantero: 100/90-18”
Neumático trasero: 130/70-18
Freno delantero: disco de 300 mm
Freno trasero: disco de 240 mm
Peso lleno: 184 kilos
Precio: 5.199 euros

royal1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies