Triumph Speed ​​Triple R ABS | Apasionante
Potencia8.5
Ergonomía8.3
Acabados7.9
Suspensiones8.8
Motor8.6
Frenos8.7
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
7.1

Triumph le ha dado una vuelta de tuerca más a la Speed ​​Triple añadiéndole la letra “R” que denota más deportividad y efectividad que la Speed ​​Triple “normal”.

Uno de los grandes aciertos de la marca inglesa fue el lanzamiento de la Speed ​​Triple, que con su doble faro delantero, se convirtió en un verdadero icono “streetfighter”.
Esta inequívoca estética ha sido explotada por Triumph durante muchos años, en el último cambio que hicieron los dos faros delanteros en lugar de redondos pasaron a ser de estilo almendrado, si bien es cierto que el diseño de esta moto se ha convertido en un clásico, sí que parece estar un poco agotado, para próximas remodelaciones de este modelo, creo que deberían hacer un re-styling importante.
Triumph con la Speed ​​Triple R quiere satisfacer las necesidades de los usuarios que querían tener una Speed ​​Triple más deportiva que el modelo convencional.

Más deportiva

Así nos encontramos con un mejor equipo de suspensiones con múltiples reglajes, teniendo delante una horquilla invertida dorada firmada por Ohlins de 43 mm y detrás un monoamortiguador de la misma marca, de mayor calidad que los Showa del modelo normal.

Estética

A nivel estético se ha querido dejar claro que la moto es el modelo “R”, con unas nuevas gráficas en los aletines laterales y una “R” grabada en una placa en el medio de la tija de la dirección.
También el subchasis trasero viene pintado en rojo dando un efecto visual mucho más deportivo, por otro lado encontramos detalles en fibra de carbono en las esquinas del radiador, en el guardabarros delantero y en la tapa que está situada al principio del depósito de gasolina.
Todos estos pequeños retoques estéticos le otorgan a la Speed ​​Triple R un aire decididamente más deportivo y de motocicleta “matadora”.

spped1
El cuadro de relojes no ha sido cambiado y sigue teniendo el cuentavueltas analógico en grande, mientras que a su izquierda encontramos una pantalla digital que nos ofrece la información de gasolina, temperatura líquido refrigerante, odómetro, doble trip, reloj horario, gasto de gasolina instantáneo…

Ergonomía

La ergonomía de la Speed ​​Triple R sigue estando muy bien lograda, gracias a la buena posición de las piernas y también a la del manillar que hacen que su conducción sea muy agradecida aunque tengamos que hacer viajes más o menos largos.
La comodidad del pasajero queda en entredicho ya que el trozo de asiento que le corresponde es estrecho y de pequeño tamaño, aparte de no tener asas donde agarrarse y por ello en un modelo deportivo como éste puede ser realmente complicado mantener el equilibrio.

speed4 speed7 speed5
Un punto ha revisar por parte de los ingenieros de Triumph, es el embrague y el cambio. El primero es excesivamente duro y en conducción por ciudad o en carreteras de curvas dónde tengamos que cambiar continuamente, nuestra muñeca notará el esfuerzo de apretar el embrague, uno de hidráulico solucionaría rápidamente el problema.
En cuanto al cambio de marchas, aunque es preciso, si que también se muestra ruidoso y duro de accionar, lo que contribuye a darle a esta motocicleta el adjetivo de moto ruda o como se ha dicho siempre para “hombres”.
De todas formas también hay que decir que una vez en marcha las sensaciones que nos ofrece la Speed ​​Triple R nos hacen olvidar estas carencias.

Motor

Y es que el motor tricilíndrico de esta Triumph nos demuestra desde las primeras revoluciones que realmente es un pura sangre y que se encuentra situado a un gran nivel, convirtiendo a la Speed ​​Triple R en una de las mejores nakeds deportivas del momento.
A este motor le gusta ir alto de vueltas y ofrece una potencia que te catapulta hacia delante desde el primer momento, ofreciendo sensaciones de tetracilindrico en cuanto a aceleración bruta, pero también el tacto del tricilíndrico nos ayuda a poder tener una buena tracción en todo momento.
El chasis como en el resto de la saga, es perfecto en este estilo de motocicleta, y nos permite una enorme seguridad, incluso si queremos ir a saco en las curvas.


Las suspensiones como hemos comentado anteriormente, en este modelo “R” son de alta calidad a pesar de que al tener tantas posibilidades de ajuste, debemos tener paciencia para conseguir el “setting” perfecto para nuestro estilo de conducción.
La frenada por su parte es de gran efectividad, gracias al doble disco Brembo flotante de 320 mm con pinzas de 4 pistones que ofrece una frenada muy deportiva y detrás un disco de 255 mm con el añadido de llevar ABS.
Si buscas una naked realmente deportiva que además ofrece el encanto que sólo Triumph puede ofrecer, no te quepa duda de que la Speed ​​Triple R no te defraudará en absoluto.

FICHA TÉCNICA
Motor: tres cilindros
Cilindrada: 1.050 cc
Refrigeración: líquida
Alimentación: inyección electrónica
Diámetro por carrera: 79×71,4 mm
Neumático delantero: 120 / 70-17″
Neumático trasero: 190 / 55-17″
Frenos delanteros: doble disco flotante de 320 mm
Frenos traseros: disco de 255 mm
Altura asiento: 825 mm
Precio: 14.445 euros (con ABS)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies