Marc Márquez lo ha vuelto a hacer: en la primera oportunidad que ha tenido, el de Cervera se ha proclamado campeón del mundo de MotoGP por segunda vez consecutiva. Y esto lo ha hecho apenas dos años después desde que llegó a la categoría reina del campeonato, una categoría que ha dominado casi desde el primer día. Y Márquez ha sido campeón del mundo en Japón, la sede de Honda, y se ha convertido en el primer piloto de Honda que lo consigue.

Pero esta carrera no ha sido para Marc un camino triunfal. Se lo ha tenido que ganar gas a gas. El de Cervera no ha arrancado bien y ha tenido que recuperar posiciones en las primeras curvas. Antes de haber completado la primera media vuelta, ya era quinto tras haber dejado atrás Pol Espargaró y Dani Pedrosa. Por delante tenía Rossi, Lorenzo, Dovizioso y Iannone. Han hecho falta dos vueltas para ver como Márquez superaba Iannone, que le estaba haciendo un tapón (Rossi, Lorenzo y Dovizioso se escapaban).

Márquez ha ido recortando diferencias mientras Lorenzo se situaba líder y comenzaba a abrir hueco con Rossi. Márquez, a 16 para el final, ya era tercero después de haberse deshecho de Dovizioso. Por delante, sólo necesitaba superar Valentino Rossi para ser campeón del mundo. Cuando quedaban 10 vueltas, ha hecho un primer intento: ha superado Rossi, pero el italiano se lo ha vuelto. Una vuelta más tarde, el de Cervera ha vuelto a probar el avance en el mismo punto. Y entonces, sí que lo ha consolidado. Márquez hacía el adelanto que lo convertía en campeón del mundo.

Lorenzo ha ganado la carrera con comodidad mientras que el podio lo completó Valentino Rossi. Dani Pedrosa, finalmente, ha terminado cuarto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies