KTM Duke 390 ABS | Superefectiva
POTENCIA7.8
ERGONOMIA7.8
ACABADOS7.7
SUSPENSIONES8.1
MOTOR8.5
FRENOS8.3
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
8.7

La Duke 390 aúna un pequeño tamaño conjuntamente con un motor que ofrece 44 CV de potencia, con lo que el cóctel explosivo está servido.

Exceptuando la Duke 690 que ya juega en otra liga, las pequeñas de la saga son realmente electrizantes y divertidas para todo tipo de público, desde la vibrante Duke 125, pasando por la 200 hasta la protagonista de nuestro reportaje la Duke 390.
La marca KTM siempre se ha caracterizado por ofrecer modelos deportivos sin concesiones, tanto en off-road, cómo en su gama de motocicletas de carretera. El espíritu “Ready to Race” de KTM siempre queda patente en toda su amplia gama de modelos.

Potencia de 44 CV

La Duke 390 es realmente increíble y nos ofrece grandes dosis de adrenalina y diversión tanto para los pilotos noveles cómo para los más experimentados.
Estamos hablando de una motocicleta que tiene prácticamente el mismo tamaño que la Duke 125, con un peso en seco de tan solo 139 kilos y con un motor que ofrece una potencia de 44 CV a 9.000 rpm.
Las cifras hablan por si solas, y con la KTM Duke 390 puedes ser el rey en carreteras reviradas sin demasiados problemas.

MOTOR

Su motor es un monocilíndrico de 4 tiempos con refrigeración líquida y alimentado por inyección que ofrece un cubicaje de 373,2 cc.
Este motor es totalmente nuevo y dispone de pistones forjados, revestimiento al Nikasil del cilindro y lubricación por circuito de presión con control de evacuación del cárter que mejora su rendimiento. Cómo es normal en KTM chasis, frenos y suspensiones están a la altura del motor.

FRENADA

La frenada queda encomendada a un disco delantero de 300 mm y un trasero de 230 mm, disponiendo además del sistema ABS de seguridad en frenada. La frenada es totalmente correcta, aunque quizás esperábamos un poco mas de mordiente en el disco delantero.
Por lo demás la amortiguación funciona a la perfección, con un buen tarado de la misma de serie, aunque si te gusta rodar fuerte por autopista, es aconsejable endurecer la precarga del amortiguador trasero para evitar las oscilaciones en curvas de alta velocidad.
El chasis multitubular de acero es realmente pétreo ofreciendo una solidez y seguridad indiscutibles bajo cualquier circunstancia.
Aparte, los pegajosos Metzeler M3 que monta de origen consiguen que puedas apurar las inclinadas al máximo sin ningún síntoma de peligrosidad.

ESTÉTICA E INSTRUMENTACIÓN

Su estética es totalmente minimalista con unas fibras y depósito de líneas angulosas que juntamente con su atrevida gráfica le confiere una imagen tremendamente agresiva.
La posición de conducción es muy parecida al de una “supermotard”, manillar ancho con nuestro cuerpo adelantado hacia la rueda delantera.
Su asiento de dos piezas, no es extremadamente confortable, aunque si es verdad que en KTM han mejorado este punto, y nos permite hacer escapadas de alcance medio, sin que nuestras posaderas sufran mucho.
El cuadro de instrumentos es totalmente digital, y como en el caso de la Duke 125 nos ofrece una gran cantidad de información, desde el velocímetro, cuenta-revoluciones, reloj horario, doble trip y totalizador, temperatura líquido refrigerante y un verdadero ordenador de abordo que nos indica consumo instantáneo de gasolina, consumo mixto, cuanto podemos recorrer con la gasolina que nos queda y otras variantes, que son muy de agradecer en una motocicleta.

CONDUCCIÓN

Una vez en marcha, el escape emite un sonido bronco que eleva nuestras dosis de adrenalina, para que el motor de lo mejor de si mismo hemos de ir subiendo marchas una tras otra, consiguiendo un rendimiento impresionante del motor con una aceleración y subida de revoluciones más propia de un dos tiempos que no de 4 tiempos. Es en este aspecto dónde la KTM Duke 390 nos seducirá, y hará que quedemos bajo sus efectos hipnotizantes.
Verdaderamente la Duke 390 nos hace olvidar de inmediato las motos de gran cilindrada, ya que no teniendo una excesiva potencia, su ligereza y agilidad compensan plenamente su pequeño motor.
En ciudad demuestra un comportamiento impecable, gracias a su pequeño tamaño y a las grandes reacciones del motor, dejaremos atrás a muchos scooter y motos de mayor cilindrada.
En carreteras de curvas muy reviradas, dónde la potencia no sea crucial, con la Duke 390 seremos imbatibles, y dejaremos boquiabiertos a nuestros compañeros de ruta.


Por autopista debido a la falta total de protección, nuestro propio cuerpo nos dirá hasta que velocidad podemos llegar, aunque no hemos de olvidar que su velocidad máxima está en poco más de 170 km/h.
Si a todas estas buenas prestaciones, le añadimos un parco consumo de combustible, nos damos cuenta de que esta KTM es una moto ideal, tanto si la quieres para la ciudad, como para salir a divertirte como un loco el fin de semana.

FICHA TÉCNICA
Motor: monocilíndrico
Tipo: 4 tiempos
Refrigeración: líquida
Alimentación: inyección electrónica
Diámetro por carrera: 89×60 mm
Cilindrada: 373,2 cc
Potencia: 44 CV
Freno delantero: disco de 300 mm
Freno trasero: disco de 230 mm
Altura asiento: 800 mm
Peso sin combustible: 139 kilos
Precio: 4.897 euros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies