En todo el mundo, muchos fans de la película han fabricado sus propias motos de Akira. Pero esta moto, ¿es de verdad un avance de la automoción de dos ruedas o es sólo un hobby?

Desde el nacimiento de la bicicleta, hace casi 200 años, se ha ido mejorando, cambiando y desarrollando el transporte de dos ruedas, especialmente en el ramo de la motocicleta. Muchos diseñadores, constructores y fabricantes han visto en las motos una fuente de inspiración y un mundo lleno de oportunidades para crear e innovar.

Moto-Akira-portada

 

Akira es una película de animación japonesa estrenada en 1988 en que la acción transcurre en un mundo postapocalíptico

Hoy en día se empiezan a imponer los vehículos eléctricos, y esto proporciona a los diseñadores nuevas oportunidades, ya que el motor eléctrico requiere menos espacio y da menos problemas, al tiempo que ofrece más posibilidades para motos con un diseño más expresivo y dinámico, más futurista. Este espacio “tela en blanco”, es posible gracias a la supresión de cadenas de transmisión, inyectores y, sobre todo, tanques de combustible. La eliminación del depósito ha permitido, en muchos diseños de motos, dejar un espacio ergonómico que proporciona mayor comodidad al conductor. Gracias a todo ello se puede optar a nuevas formas y distribuciones de los elementos de la moto, y así crear vehículos que se sitúan fuera de los estándares actuales.

Una hermosa vista de la moto de Kaneda

Una hermosa vista de la moto de Kaneda

Un ejemplo de esta evolución es la Akira’s Iconic Motorcicle. Akira es una película de animación japonesa estrenada en 1988 en que la acción transcurre en un mundo postapocalíptico. El protagonista conduce una moto roja de estilo futurista, que entonces se hizo tan famosa como la película misma. El filme Akira tiene una legión de fans que sueñan con conducir algún día esa moto.

Shinji, la mejor moto Akira

Uno de estos fans, Shinji Tejima, hizo realidad su sueño: dedicó 7 años de su vida y 10 millones de yenes (103.359 €) a construir, con sus propias manos, una moto idéntica a la de Akira. La copia es tan fiel al original que el creador del manga Akira, Katsuhiro Otomo, certificó la moto de Shinji como moto oficial de la película.

 

Las principales características de la moto, y que le proporcionan un estilo más tecnológico, son un navegador GPS, una consola de mandos digital y un sistema de arranque, protegido por una tapa similar a la del combustible, que se activa haciendo girar una ruedecita. Además, Shinji añadió unos adhesivos idénticos a los que lleva la moto de la película, la mayoría de marcas conocidas.

La moto de Shinji tiene un aspecto muy aerodinámico, que por sí mismo ya expresa velocidad. Incluso los retrovisores están perfectamente fusionados con la estructura del vehículo, de manera que no emiten ningún impacto visual. Y no sólo los retrovisores se acoplan en perfecta armonía con el resto de la moto, también los intermitentes se integran a la perfección.

Otra de las características más destacables de la moto es la posición del asiento, muy hundido, de manera que quien se sienta en él tiene el cuerpo muy inclinado y las piernas bien estiradas. Este hecho proporciona más comodidad y menos resistencia al aire, factor que favorece la velocidad.

Shinji se vistió con un mono rojo idéntico al del protagonista de Akira y se paseó por diferentes ciudades de Japón con su moto

En cuanto al motor, hay que tener en cuenta que Shinji tenía unas posibilidades muy limitadas, y es probable que sea de gasolina. Este punto, sin embargo, todavía no está del todo claro. Recientemente, Shinji se vistió con un mono rojo idéntico al del protagonista de Akira y se paseó por diferentes ciudades de Japón con su moto. Además, permitió que, quien lo quisiera y previo pago, se hiciera una foto. Destinó los beneficios de esta acción a una sociedad de grupos de apoyo para niños autistas. Hasta hace más o menos un mes, la moto ha sido expuesta en la sala Katsuhiro Otomo Genga, donde la gente podía admirarla, hacerle fotos e incluso subir.

A Brad Pitt le va la moto Akira

¿Del experimento a la realidad? De la mano del diseñador Amir Glinik, la roja motocicleta de Akira cobra vida con un motor Ferrari V4 , unos mandos inspirados en un reactor F16 y con un control de la bestía vía pantalla táctil

La moto de Shinji, sin embargo, no ha sido la única: en Japón y, en general, en todo el mundo, muchos fans de la película han fabricado sus propias motos de Akira. Una de estas personas es Brad Pitt, que hace unos meses quiso adquirir una réplica de la moto pero no lo logró. Esto quiere decir que hay una red internacional de “frikis” donde cada miembro pretende crear la mejor moto Akira o tener una. Es una especie de moda contagiosa.

Y esto nos plantea una pregunta: ¿esta moto es de verdad un avance de la automoción de dos ruedas o es sólo un hobby? Ambas opciones son posibles. De acuerdo que puede ser sólo un cosplay, pero este vehículo podría inspirar otros diseñadores que trabajaran de verdad en el proyecto, o incluso que los mismos creadores de las motos las mejoren y finalmente alguien se interese por fabricarlas en serie.

A saber, quizá dentro de unos años encontraremos la moto de Akira, o alguna similar, en nuestros concesionarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies