Casi 8.000 espectadores acudieron al Palau Sant Jordi para ver derrapar a los mejores pilotos del Mundo en el Superprestigio Dirt Track.
Los pilotos se organizaron en tres categorías: la Superprestigio, donde se encontraban los pilotos del mundial de MotoGP; la Open, con pilotos con experiencia en motocrós o enduro; y la Junior, con pilotos menores de 18 años miembros del Noyes Camp. La categoría Open contó con la presencia de Brad Baker, campeón del mundo de la modalidad de Dirt Track.
Baker ganó la final por delante de Tito Rabat y Kenny Noyes, Marc Márquez cayó en la lucha por el primer puesto con Baker.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies