La marca de Akashi puso su sello a toda una época en el mundial de velocidad con unas motos verdes pilotadas por Kork Ballington y Anton Mang.

La primera Kawasaki de 250 cc que se presentó fuera de Japón fue la Kawasaki bicilíndrica Samurai, llamada A1R en la versión para corredores privados. También fue la primera moto de carreras japonesa para corredores privados que llegó a Europa. La A1R llevaba un bicilíndrico en paralelo, refrigerado por aire, con un diámetro por carrera de 53 x 56 mm y una cilindrada de 246.967 cc. El motor tenía una distribución por válvulas rotantes, una potencia de 40 CV, cambio de 5 velocidades y ofrecía una velocidad punta de 200 km/h. El modelo apareció por primera vez en Europa en 1967, y, aunque era más una moto derivada de los modelos de serie que una verdadera motocicleta de gran premio, hizo que Kawasaki se interesara por las carreras de 250 cc.

kawa3501

Así, en 1977, la marca japonesa se presentó en competición con un auténtica máquina de carreras, una bicilíndrica de 2 tiempos el principal problema de la cual eran las vibraciones del motor. Para eliminarlas, los dos árboles motor fueron dispuestos en fase de 360 °, con los dos pistones moviéndose en la misma dirección. Ese mismo año, la moto fue confiada a Mick Grant, que ganó el Gran Premio de Holanda, en Assen, así como el de Suecia. Los primeros éxitos animaron Kawasaki afrontar plenamente el campeonato del mundo, y no sólo en 250 cc, sino también en 350 cc. En esta última categoría, con una moto de mayor cilindrada pero con las mismas características generales que la de 250 cc.

Un buen palmarés
Al año siguiente se presentaron las motos de 250 cc y 350 cc. Incorporaban un motor bicilíndrico de 2 tiempos, con la característica que los cilindros iban uno tras otro, en tándem. Por tanto, la refrigeración debía ser líquida a la fuerza y la anchura del motor era la misma que la de un monocilíndrico. La alimentación era mediante un par de carburadores Mikuni de 34 mm situados en el lado izquierdo del motor.

En 1978, Kork Ballington se proclamó campeón
del mundo en ambas categorías

El bastidor era de tubos de doble cuna, la horquilla delantera era telescópica, las llantas eran de aleación y llevaba frenos de disco delante y detrás. La moto de 250 cc daba 55 a 60 CV a 11.600 rpm, y la de 350 cc, 70 CV a 10.900 rpm. Los carburadores en esta última eran de 36 mm. Las dos motos fueron confiadas al mismo piloto: Kork Ballington. La apuesta se demostró ganadora, ya que ese año Ballington se proclamó vencedor en 4 grandes premios en 250 cc y 6 más en 350 cc. También se alzó con el título de campeón del mundo en ambas categorías.

 

Mang tuvo que luchar duramente contra Ekerold

En 1979, Ballington volvió a conquistar los títulos de 250 cc y 350 cc al ganar 7 carreras en 250 cc y otras 5 en 350 cc. En 1980 sólo participó en la categoría de los 250 cc, y Anton Mang pilotó una Kawa igual tanto en 250 cc como en 350 cc. El título de 250 cc, aunque Ballington había ganado 5 carreras, fue a parar a manos de Mang. En 350 cc, Mang tuvo que luchar duramente contra Ekerold, que corría con una Yamaha-Bimota. En la última carrera del campeonato, celebrada en Nürburgring, Mang y Ekerold llegaron empatados a puntos. Finalmente Ekerold consiguió ganar la carrera y llevarse el título.

 

Kawasaki nunca ha conseguido tantos éxitos como en esa época dorada

El año siguiente, las Kawasaki fueron aún mejoradas y Anton Mang volvió a conquistar para la marca japonesa los títulos de 250 cc y 350 cc. En 1982, Mang revalidó el título de 350 cc, pero perdió el de 250 cc por tan sólo 1 punto de diferencia. Al finalizar la temporada, la Federación Internacional de Motociclismo decidió suprimir la cilindrada de 350 cc y Kawasaki se retiró de las competiciones, ya que su moto era fuerte precisamente en esa categoría. Ese mismo año también abandonó la cilindrada de los 500 cc, donde corría con Gregg Hansford y Kork Ballington como pilotos. Pero esta moto nunca fue competitiva frente a las Yamaha y las Suzuki, dominadoras de la categoría del medio litro en aquella época. Desde entonces, aunque Kawasaki ha vuelto al campeonato mundial de velocidad, nunca ha conseguido éxitos tan importantes como los de la época dorada, cuando su bicilíndrico dominó con mano de hierro las categorías de 250 cc y 350 cc.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies