Muchos de vosotros os habréis preguntado cómo era la primera moto y quien fue su inventor. Pues bien, leyendo este reportaje podrás dilucidar esta interesante historia.

La primera motocicleta fue el resultado de aplicar un motor a una bicicleta. Como los primeros motores eran de vapor, es lógico que un día un emprendedor se hiciera la siguiente pregunta: “¿Qué pasará si pongo un motor de vapor a una bicicleta?” Así nació la motocicleta. Y quien fue el primer atrevido en hacerlo? La realidad es que no fue uno, sino tres, los padres de la motocicleta de vapor. Los tres consiguieron este hito el mismo año, en 1867. El uno era americano, Sylvester H. Roper, y los otros dos franceses, Louis-Guillaume Perreaux y Pierre Michaux, que trabajaron juntos. La primera motocicleta con motor de combustión interna (es decir, con motor de explosión) fue construida en 1885 por los alemanes Wilhelm Maybach y Gottlieb Daimler, pero eso ya forma parte de otra historia.

COMO SIEMPRE… UN INVENTOR

Sylvester H. Roper nació en 1823 y fue un prolífico inventor de todo tipo de máquinas, herramientas, hornos, escaleras de incendios e incluso escopetas. También construyó vehículos a vapor de dos, tres y cuatro ruedas. Su primer vehículo de cuatro ruedas lo hizo en plena guerra civil americana, mientras trabajaba en la armería de Springfield. En cuanto a la primera moto de vapor, la fabricó en 1867 con un motor de vapor muy pequeño, construido por él mismo, que iba montado en un chasis de hierro forjado diseñado especialmente para absorber las vibraciones. Las ruedas eran de madera y las llantas de hierro, con un diámetro de 34 “. El agua que alimentaba la caldera iba en un depósito dentro del asiento, mientras que el motor disponía de dos pistones de 164 cc cada uno. Por tanto, la capacidad total del motor de vapor era de 328 cc.

“¿Qué pasará si pongo un motor de vapor a una bicicleta?”
Así nació la motocicleta

La caldera se encendía con carbón y se alimentaba de agua a través de una bomba que funcionaba gracias a la rotación del motor. Un manómetro montado en la dirección avisaba el piloto de la presión que llevaba entre las piernas. En este sentido y como dato curioso, debemos decir que Roper fue el inventor del puño del gas. Más adelante, en 1895, cuando ya se había inventado el neumático, Roper construyó una nueva moto de vapor que pesaba en total 150 libras. En este nuevo modelo, la capacidad de los neumáticos para amortiguar los baches permitió anclar sólidamente el motor al chasis. La moto tenía un solo cilindro de 160 cc, y la presión del motor se mantenía entre 160 y 250 psi. La máquina llevaba bastante carbón para recorrer 7 millas (aproximadamente 11 kilómetros).

motos-a-vapor5

La caldera se encendía con carbón y se alimentaba de agua a través de una bomba

Así y todo, el vehículo era ligero y realmente rápido para la época, y Roper lo enseñaba orgulloso a todas las ferias y exposiciones. Solía desafiar a los caballos en las subidas y siempre ganaba.

El mismo año, en Francia, Perreaux y Michaux también fabricaron una especie de motocicleta de vapor. No se sabe con exactitud quién fue el primero en inventar la motocicleta, si el americano o los franceses, pero, ciertamente, el modelo francés era más refinado y más moderno. Louis-Guillaume Perreaux fabricaba motores de vapor, e instaló uno, en una de las bicicletas que construía Pierre Michaux. El resultado fue una verdadera joya con motor.

Aunque el diseño francés era mejor que el americano, este fue el único modelo de motocicleta fabricada por estos dos franceses. Con todo, en 1884 Perreaux produjo en solitario un triciclo con motor de vapor.
A Roper, en cambio, le interesó más seguir desarrollando motocicletas, tal como ya hemos explicado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies